Novilla blanca cacereña con ternero retinto
Una vaca y su ternero. GOBEX

El Tribunal Superior del estado de Uttarakhand, en India, ha fallado que los animales del país detenten los mismos derechos que gozan los seres humanos. Aunque es conocida la veneración a las vacas allí, donde están protegidas por ley y no se las puede molestar, maltratar o matar; esta sentencia va un paso más allá.

La Alta Corte india declara, por tanto, que todos los integrantes del reino animal deben disfrutar de los mismos derechos que las personas ya que, según dicen, "tienen personalidad, derechos, deberes y las responsabilidades de una persona viva". Con esto se pretende proteger y promover un mayor bienestar para los animales —no solo terrestres, sino también avícolas y acuáticos— y otorgarles el estatus de entidad legal y de persona.

No obstante, los habitantes de la provincia de Uttarakhand serán quienes se encarguen de garantizar y asegurar dicho bienestar. "Todos los ciudadanos del estado de Uttarakhand son declarados personas in loco parentis (personas responsables) del bienestar y la protección de los animales", ha declarado el tribunal. Numerosas asociaciones animalistas en todo el mundo han celebrado esta medida.