Audiencia Provincial de Alicante
Edificio de la Audiencia Provincial de Alicante. WIKIPEDIA

Tres acusados han sido condenados a sendas penas de cuatro años de prisión por abusar sexualmente en grupo de una chica en un coche estacionado en el aparcamiento de una discoteca de Torrevieja (Alicante).

La sentencia los declara autores de un delito de abuso sexual continuado con acceso carnal, pero les aplica la atenuante de dilaciones indebidas por los retrasos y paralizaciones sufridos por el proceso durante su tramitación. Los hechos ocurrieron durante la madrugada del 24 de agosto de 2008, cuando los procesados, que están desde entonces en libertad provisional, conocieron a la víctima en la discoteca Barlovento y la convencieron para que los acompañara al exterior.

El fallo -que será recurrido en casación por la defensa ante el Tribunal Supremo, según fuentes jurídicas- detalla que los implicados la introdujeron en el asiento trasero de un vehículo, donde la desnudaron y se sucedieron por turnos para penetrarla vaginalmente hasta eyacular en su interior sin utilizar preservativo. La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Alicante, que tiene su sede en Elche, sostiene que la chica estaba afectada por la ingesta de alcohol y alguna sustancia que no ha podido ser determinada durante la investigación, lo que "anulaba su voluntad y le impedía comprender lo que sucedía".

De acuerdo con el relato judicial, mientras uno de los acusados abusaba de ella en el coche, sus amigos invitaban a otros jóvenes que estaban por el aparcamiento a sumarse a su acción con expresiones como "entrad, que hay barra libre", "miradla, si se está quedando dormida con la polla en la boca" o "venga, que no se entera de nada".

Al día siguiente, la perjudicada no recordaba nada, pero una prima suya que también había presenciado la escena del aparcamiento le contó lo sucedido y la acompañó a un centro de salud y a un cuartel de la Guardia Civil para poner la denuncia.

La víctima tuvo que someterse a tratamientos anticonceptivos y para prevenir posibles enfermedades de contagio sexual durante varios meses y actualmente aún "tiene miedo de salir sola a la calle", según la resolución, que establece una indemnización total para ella de 30.000 euros.

Tras apreciar la atenuante de dilaciones indebidas, los magistrados fijan las condenas en cuatro años de cárcel, seis meses más del mínimo legal en estas circunstancias y tres años menos de los siete años de máximo al que podían llegar.

Consulta aquí más noticias de Alicante.