James Gunn y Yondu
James Gunn junto a Yondun durante el rodaje de 'Guardianes de la Galaxia Vol. 2'. DISNEY

Disney ha anunciado este sábado que ha despedido al realizador estadounidense James Gunn, que iba a dirigir la película de Marvel Guardianes de la galaxia Vol.3, tras salir a la luz una serie de antiguos y controvertidos mensajes en Twitter del cineasta en los que bromeaba sobre temas como la pedofilia.

"Las ofensivas actitudes y declaraciones descubiertas en el perfil de Twitter de James son indefendibles e inconsistentes con los valores del estudio", ha dicho este sábado en un comunicado el presidente de Walt Disney Studios, Alan Horn, al anunciar el despido del realizador.

Después de que se conocieran esos mensajes, Gunn publicó el pasado jueves varios tuits en los que pedía perdón y aseguraba que ahora es una persona "muy diferente". "Solía hacer muchos chistes ofensivos. Ya no lo hago. No culpo a mi yo del pasado por esto, pero ahora me gusto más y me siento como un ser humano y un creador más completo", afirma Gunn, quien aclaró que antes se veía como "un provocador".

Diferentes voces del conservadurismo en Estados Unidos han rescatado estos días varios mensajes antiguos de Gunn, que, en las redes sociales, es conocido por sus críticas a la derecha y al presidente del país, Donald Trump.

Gunn se había hecho cargo de la dirección de Guardianes de la Galaxia (2014) y de su secuela Guardianes de la Galaxia Vol. 2, dos cintas pertenecientes al universo cinematográfico de Marvel y que contaron con Chris Pratt y Zoe Saldaña. La primera cinta recaudó en todo el mundo 773 millones de dólares, mientras que la segunda se embolsó 864 millones.