Ola de calor en Estocolmo
Personas toman un baño en el centro de Estocolmo (Suecia) durante un día soleado de verano. El Instituto Meteorológico de Suecia (SMHI) ha declarado el nivel 2 de alerta por altas temperaturas en varias partes del país. HOSSEIN SALMANZADEH / EFE

Una ola de calor afecta a los países del norte de Europa, que en los últimos días han registrado temperaturas sustancialmente por encima de la media, sequías y un elevado riesgo de incendios.

La portavoz de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), Claire Nullis, dijo en rueda de prensa que los países escandinavos están alcanzando temperaturas hasta 10 grados por encima de las habituales en esta época del año.

"Incluso en latitudes cercanas al círculo polar ártico las temperaturas superaron los 30 grados en los últimos días, algo que es bastante extraordinario", sostuvo Nullis.

La portavoz destacó que, por ejemplo en Laponia (Finlandia), lugar caracterizado por la nieve y el frío, se alcanzaron los 33 grados de máxima y que distintos puntos del norte de Noruega también habían superado los 30 grados, además de presentar temperaturas mínimas mayores a 25 grados la noche del 18 de julio, "algo que es más bien típico de España".

Según la portavoz, las temperaturas extremas alargarán la sequía que estos países vienen sufriendo desde el pasado mes de mayo, "lo que puede tener un gran impacto en la agricultura y en el riesgo de incendios".

Por el momento, Suecia es el país más afectado por los incendios, de dimensiones considerables ya que su humo se puede ver desde el espacio, según la OMM.