Imagen de la reunión
Imagen de la reunión GOBIERNO DE LA RIOJA

Ceniceros se ha reunido esta mañana con los responsables de la Estrategia Riojana contra la Hepatitis C, Begoña Sacristán y José Ignacio Torroba, en un encuentro en el que han participado también la consejera de Salud, María Martín, y el director del Área de Salud, José Miguel Acítores.

El jefe del Ejecutivo regional ha anunciado que "La Rioja ha alcanzado ya el objetivo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para controlar la hepatitis C, antes del 2030, al haber diagnosticado a más del 90%, en concreto, a un 91,1%, del total de personas que padecen esta enfermedad en nuestra comunidad".

En concreto, la OMS estableció el objetivo de diagnosticar al 90% de los casos posibles, aplicar tratamiento al 80% de ellos y obtener una reducción de la mortalidad del 65%. En el caso de La Rioja, hasta el momento se ha tratado a 1.144 personas con una tasa de éxito del 97% con el primer tratamiento.

Asimismo, Ceniceros ha explicado que La Rioja ya había adelantado el cumplimiento de este objetivo al año 2020 y "finalmente se ha cumplido todavía dos años antes".

Un adelanto en las fechas que ha achacado "a la aplicación de los medicamentos más eficaces; a un gran trabajo de cribado sobre la población; a la divulgación de una cultura de la prevención en los grupos de mayor riesgo, y a una gran coordinación entre todos los niveles asistenciales".

"Se trata de un logro colectivo que no es fruto de la casualidad sino de una estrategia sanitaria firme y comprometida con la eliminación de esta enfermedad", ha señalado Ceniceros.

El mandatario riojano ha recordado que la hepatitis C se descubrió en los años 90 "y que, a día de hoy, aún no se dispone de una vacuna que la prevenga por lo que durante todo este tiempo se han aplicado diferentes estrategias y tratamientos".

En este sentido, ha apuntado que "es en los últimos años, con la aparición de los medicamentos antivirales de segunda y tercera generación, y su aplicación combinada de manera personalizada para cada paciente, cuando se han conseguido índices de éxito por encima del 90%".

De este modo, "La Rioja ostenta el primer lugar en España en tratamientos iniciados por habitante con fármacos de tercera generación, con 2,57 pacientes por cada 1.000 habitantes frente a la media nacional de 1,43".

Se trata de unos medicamentos que tienen un alto coste económico, cerca de 14 millones en La Rioja, pero como ha subrayado Ceniceros, en la comunidad "siempre se ha afrontado el problema con un criterio estrictamente clínico y sin que en ningún caso las cuestiones económicas condicionasen el abordaje de la enfermedad".

Por último, el presidente del Gobierno de La Rioja ha incidido en que el control de la hepatitis C "es un ejemplo más de que tenemos una sanidad pública de calidad y contamos con equipos de profesionales preparados e implicados con el desarrollo de una sanidad moderna, eficiente y coordinada en todos sus niveles asistenciales".

"Una sanidad en la que los profesionales participan activamente en la planificación de las estrategias sanitarias y que cuentan con el respaldo de la administración. Y cuando hay una confluencia de intereses y de voluntades entre administración, profesionales y ciudadanos, es bastante probable que se consigan con éxito los objetivos que se persiguen", ha concluido Ceniceros.

TRES OLEADAS.

Como ha detallado Begoña Sacristán, los antivirales contra la Hepatitis C se comenzaron a utilizar de forma "muy tímida" en el año 2012. Fue ya en abril de 2015, cuando se formuló la Estrategia Nacional contra la enfermedad, cuando se empezó a usar los medicamentos "más potentes y con muy buen perfil de seguridad".

A partir de este momento, y con el objetivo puesto en La Rioja en el año 2020, "se comenzaron a acelerar los pasos para eliminar la enfermedad".

Algo que se ha podido realizar, según Sacristán, "porque tenemos muy buenos médicos, sobre todo en Atención Primaria, porque contamos con el historial electrónico y porque, en el Hospital San Pedro, se tiene un laboratorio central y un servicio de farmacia

comprometidos".

El protocolo en la comunidad se abrió con el tratamiento a los pacientes más graves, para pasar luego a los pacientes con control hospitalario, a los tratados en Atención Primaria, "a los que se pudo acceder porque el laboratorio central contaba con sus analíticas" y, por último, los esfuerzos se han centrado en los no diagnosticados.

Para este último grupo, precisamente, se puso en marcha, el pasado mes de noviembre de 2017, una campaña de divulgación de los factores de riesgo y para poder acceder con facilidad a la realización de los análisis de sangre.

De acuerdo con los cálculos de la doctora, y pese a la no existencia de una vacuna para la enfermedad, en La Rioja "hemos eliminado el riesgo de Hepatitis C".

Sin embargo, "no se para" el proceso, y, así, ha apuntado que "ahora mismo habría unos 100 pacientes sin diagnosticar" en la comunidad, principalmente entre población extranjera. Los tratamientos duran ocho semanas, "son muy rápidos", y, en la actualidad, "no hay nadie esperando tratamiento".

Esos sí, existen 36 pacientes "a los que, desde 2016, se ha invitado hasta tres veces a acudir al tratamiento y lo han rechazado", no por motivos religiosos, como ha especificado, sino "por miedo o porque no creen que la enfermedad les vaya a provocar secuelas importantes". "les seguiremos invitando, porque esa es nuestra labor", ha afirmado.

Por su parte, José Ignacio Torroba ha concretado que "esta patología se cura, se elimina con los antivirales casi al 100 por cien", al tiempo que ha agradecido que, por parte de la administración, "se nos ha permitido incorporar los medicamentos más avanzados casi desde el primer momento". Igualmente, ha subrayado la "importante" colaboración con los servicios sanitarios del Centro Penitenciario de Logroño.

Ha detallado "las tres oleadas" en las que se suministraron los medicamentos a los pacientes: en 2012, con los primeros antivirales, se trató a 120 pacientes con un 74% de éxito.

Estos casos que fracasaron en el primer intento "se recuperaron con la Estrategia Nacional, en abril de 2015, con un antiviral de acción directa, con un porcentaje de éxito muy elevado". Y la tercera oleada, en 2016, con los tratamiento más avanzados, han alcanzado "casi el 100 por cien" de éxito.

En total, 1.144 pacientes tratados "y un solo enfermo con fracaso terapéutico", aunque ha apuntado que "falta un 8 por ciento por acabar el tratamiento, pero los datos ya van a cambiar muy poco". Torroba ha señalado que, del total de 14 millones de inversión, la mayor parte, en torno a un 60%, se utilizó en la segunda oleada, la de 2015.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.