Paisaje de la Antártida
Una imagen de un bloque de hielo en la Antártida. GTRES

La organización ecologista Greenpeace descubrió nuevos ecosistemas marinos en la Antártida que se encuentran en condiciones vulnerables, por lo que deben "protegerse", informaron fuentes de dicha organización.

Los ecosistemas se encuentran en el Paso de la Antártida y el Estrecho de Gerlache, a lo largo de la Península Antártica, y Greenpeace los encontró a principios de año en una expedición dirigida por la doctora Susanne Lockhart que forma parte de su campaña de protección del Océano Antártico.

En un comunicado la coordinadora de dicha campaña, Estefanía González, indicó que gracias a los trabajos de Greenpeace "estos ecosistemas en el fondo marino podrán protegerse".

"Es importante que se pueda cuidar de ellos para que exista la oportunidad de estudiarlos", recalcó González, quien consideró que el hallazgo demuestra la "necesidad" de que exista una red de santuarios oceánicos. Esta red ocuparía 1,8 millones de kilómetros cuadrados. Sería "el área protegida más grande del mundo", según Greenpeace.

Greenpeace llevó las pruebas de la existencia de los nuevos ecosistemas a un grupo de científicos durante la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA), en Cambridge, con la intención de que se recomiende como "registro formal" en la próxima reunión de la comisión, en octubre.

En el caso de que se consiga, se protegería una milla náutica alrededor de cada uno de los sitios.