La cantante colombiana Shakira declaró este jueves que vivió los meses "más duros" de su vida cuando sufrió una hemorragia en las cuerdas vocales, situación que le hizo pensar que perdería su voz y posteriormente valorar más su carrera y conseguir una "conexión casi metafísica" con el público.

La intérprete de La Bicicleta y Chantaje reflexionó sobre esa cuestión de salud en una rueda de prensa previa a la ceremonia de inauguración de los XXIII Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe, que se disputan en su ciudad natal, Barranquilla, y en la que ella intervino.

"Fueron los meses más duros de mi vida. Muchas veces me preguntaba por qué estaba pasando por tantos obstáculos. Había días en los que no tenía ganas de levantarme. Nunca pensé que podría llegar a perder mi voz. Pensé que llegaría a perder muchas otras cosas en la vida, pero nunca mi voz. Cuando me encontré en esa situación, fueron los días más difíciles", confesó conmovida.

Shakira, emocionada por regresar a Barranquilla 12 años después de su último concierto, señaló que tras "pasarla mal" le da ahora "más importancia" a la amistad y contó que ha disfrutado como en sus inicios la primera etapa de su gira El Dorado World Tour.

"Nunca valoré tanto mi carrera como ahora. Nunca valoré estar en el escenario y cantar con el público como ahora", indicó.

La cantante, emparejada con el futbolista español Gerard Piqué, admitió que aún tiene sus dudas sobre la respuesta de su garganta: "Todavía no estoy libre de todos esos miedos. Quizá por eso, cada vez que salgo a cantar es una bendición"

Shakira habló de la "feliz coincidencia" de estar ligada con su música a los eventos deportivos después de su participación en los mundiales de Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, con sus éxitos Hips don't lie, Waka waka y LaLaLa.