Control en el metro de València
Revisores de FGV y agentes de la Policía de la Generalitat, durante un control en un convoy de Metrovalencia. 20MINUTOS.ES

El pasado 1 de abril se produjo un cambio en las tarifas del metro de València que tuvo como principal novedad el aumento del 5% en el precio del bonometro, el título de 10 viajes que utilizan más del 50% de los usuarios. La nueva tarificación congelaba el resto de títulos, y también el bonometro en el formato de la tarjeta monedero TuiN. No obstante, otra de las novedades, menos llamativas a priori, era el incremento en la sanción por viajar sin billete, que duplicó su importe desde los 50 hasta los 100 euros.

Pues bien, desde el 1 de abril, Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha impuesto 2.267 multas con el nuevo importe por acceder a la red de Metrovalencia sin título de transporte válido. Estos "suplementos de 100 euros", como los denomina la empresa pública, corresponden a las líneas de metro y tranvía de València durante los tres primeros meses de aplicación de esta medida. En abril se emitieron 572, en mayo 974 y en junio 721, según los datos a los que ha tenido acceso 20minutos. Las personas a las que se les impone esta sanción tienen un plazo de pago de 30 días naturales, con un descuento del 50% dentro de los primeros 15 días.

Una vez superado este proceso, y en caso de impago, FGV presenta una denuncia por estafa. Tanto la Audiencia Provincial de Valencia como la de Alicante vienen considerando, en la mayoría de sus sentencias, como autores de estafa a los viajeros que utilizan los servicios de Ferrocarrils sin título de transporte válido, confirmando así los pronunciamientos judiciales de los Juzgados de Instrucción, apuntan desde la empresa pública autonómica.

Los suplementos emitidos corresponden a personas que viajan sin el título de transporte, no lo han validado a la entrada, portan un título que no cumple sus condiciones de validez, que tiene un contenido ilegible total o parcialmente, que ha caducado o que corresponde a una zona distinta a la del viaje realizado. También se considera fraude el de aquellas personas que viajan con una tarjeta de transporte personalizada suplantando a su titular.

De manera paralela, FGV ha comenzado a intensificar el número de controles antifraude, en horas y zonas consideras como "críticas" de la red, como los tramos en superficie y las estaciones menos concurridas, una medida que se complementará con campañas informativas y de concienciación dirigidas a los clientes. Metrovalencia registró el pasado año un índice de fraude estimado del 2,74% en el conjunto de sus líneas e impuso 8.559 sanciones económicas.

Controles con presencia policial

La nueva distribución de los controles, que no solo se hacen en el interior de los trenes, cuenta con la participación, de manera habitual, de agentes de la Policía de la Generalitat. Las medidas para reducir el fraude también comprenden diferentes acciones organizativas y técnicas, como la promoción de la tarjeta monedero TuiN en sus distintas modalidades, la instalación progresiva de líneas de validación en las estaciones en superficie o la automatización de la apertura y cierre de los vestíbulos no subterráneos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.