Julio Iglesias en imagen de archivo
Julio Iglesias en imagen de archivo Europa Press - Archivo

El pasado mes de marzo, la defensa de Javier Sánchez pidió al Juzgado de Primera Instancia número 13 de València, que admitió a trámite la demanda de paternidad, que realizara un nuevo emplazamiento para la comunicación de esa denuncia, dado que sucesivamente se habían presentado en la vivienda del intérprete en la localidad malagueña sin que ningún empleado quisiera recoger el emplazamiento.

Sin embargo, según se desprende de los documentos facilitados por Osuna, finalmente personal de seguridad del intérprete sí recogió la demanda, -emplazamiento realizado ante el Juzgado de Paz de Ojén- documento ante el que la representación de Iglesias promovió una declinatoria en la que alegaba que ese no es el lugar válido para hacerlo, sino que el cantante tuvo en Madrid su última residencia en España.

A juicio del abogado del demandante de la paternidad, con ello se está comprobando que el cantante "está retrasando este caso todo lo que puede, primero por negarse a recoger la demanda, ahora con la competencia de los tribunales". "Debe tener mucho miedo a que la justicia dicte sentencia en su contra sobre su presunta paternidad", señala en un comunicado, en el que avanza que "en breve" se pedirá que acuda Iglesias a España "a someterse a la prueba de ADN ya en presencia judicial".

La representación de Javier Sánchez ha presentado por su parte alegaciones contra esa versión, en las que asegura que el emplazamiento al cantante se llevó a cabo "en la que es residencia del Sr. Iglesias en España" y en el que estuvo empadronado, y aporta declaraciones realizadas públicamente en las que se refiere a la vivienda de Ojén como "mi casa".

"En el procedimiento presente, el emplazamiento ha tenido lugar con todas las garantías legales en el domicilio conocido en España, es correcto a todos los efectos y por ello nos encontramos haciendo alegaciones a la declinatoria planteada", añade.

El pasado mes de diciembre el juzgado admitió a trámite la demanda de paternidad interpuesta por Javier Sánchez Santos, de 40 años, después de que el septiembre anterior una prueba de ADN particular -con restos extraídos de la basura- atribuyese al cantante la paternidad en un 99 por ciento.

Javier Sánchez fue reconocido en 1992 por un juzgado de València como hijo del cantante. Sin embargo, posteriormente, la Audiencia provincial, en una sentencia ratificada por el Supremo, lo revocó al entender que el hecho de que Julio Iglesias no se hubiera sometido a la prueba de paternidad no era motivo suficiente para esa declaración.

Consulta aquí más noticias de Valencia.