"Este galardón quiere reconocer públicamente los esfuerzos de colaboración entre astrónomos profesionales y amateurs que se llevan desarrollando desde hace tiempo y que han dado lugar a investigaciones científicamente muy notables", ha apuntado la SEA tras la entrega del reconocimiento en la XIII Reunión Científica de la Sociedad Española de Astronomía que se celebra esta semana en Salamanca.

Este premio surgió como iniciativa del Observatorio Astronómico de Guirguillano (Navarra) y está respaldado por la Federación de Asociaciones Astronómicas de España, y lleva el nombre de Javier Gorosabel en homenaje al astrónomo eibarrés (1969-2015),

científico especialista en explosiones de rayos gamma que "también supo trabajar a pie de telescopio con numerosos astrónomos aficionados a quienes contagió su pasión por la astrofísica y que le apoyaron muchas veces con sus rápidas observaciones".

Sobre los premiados en su primera edición, se trata de dos proyectos "muy distintos", pero "ambos cuentan con resultados muy notables y un elevado grado de internacionalización", según la Sociedad Española de Astronomía.

El primero se centra en el estudio de las colas de marea en galaxias y satélites perdidas alrededor de espirales por medio de imagen profunda. Cuenta con la participación de astrónomos aficionados españoles como Josep Maria Drudis y Jordi Gallego, además de numerososobservadores de otros países.

El proyecto que encabeza Ricardo Hueso se ha basado en la observación de los planetas del Sistema Solar y en la detección de impactos a través de una colaboración internacional de décadas, en la que ha tenido "una participación muy relevante" el astrónomo amateur JosepMaria Gómez Forrellad en España, Marc Delcroix en Francia y varias decenas de aficionados en "prácticamente todos los continentes", según la SEA.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.