Mari Carmen Contelles en imagen de archivo
Mari Carmen Contelles en imagen de archivo RAQUEL ABULAILA/PP - Archivo

"La prioridad del equipo encabezado ahora por Toni Gaspar debe ser recuperar la cordura tras el anuncio apresurado y temerario del cierre de la empresa pública realizado antes de la investidura. Tras las declaraciones grandilocuentes ante los medios para intentar tapar la detención del ya expresidente (Jorge) Rodríguez y sus allegados, toca ponerse a trabajar en serio para proponer soluciones concretas y consensuadas en el menor tiempo posible", ha señalado Contelles en un comunicado en alusión a la 'operación Alquería'.

La dirigente 'popular' ha subrayado que, en dos semanas, tras el "abrupto anuncio" del cierre de Divalterra "hemos asistido a diferentes manifestaciones por parte de los diferentes integrantes del equipo de gobierno que no han hecho más que generar incertidumbre y preocupación a los trabajadores de la empresa provincial".

Por este motivo, ha pedido también la convocatoria "inmediata" de una reunión con todos los grupos políticos de la Diputación y con los representantes de los trabajadores de Divalterra "para llegar a acuerdos que generen tranquilidad entre los empleados y empleadas y devuelvan la normalidad necesaria a la gestión diaria de la empresa".

A su juicio, "resulta incuestionable la necesidad que supone para nuestro medio ambiente la existencia y el trabajo de todas las personas que componen las brigadas forestales, cuidando y esforzándose en mantener limpios nuestros montes, cauces y barrancos y su colaboración en la extinción de incendios".

Igualmente, ha recordado que, además de los brigadistas, "desde Divalterra también se promociona la actividad turística para posicionar y dar a conocer nuestros municipios, sobre todo, aquellas localidades más pequeñas que no pueden hacerlo con recursos propios".

Contelles ha recordado que actualmente Divalterra está compuesta por más de 500 brigadistas que "sumados a muchos profesionales dedicados al desarrollo turístico de todos los municipios valencianos y el personal administrativo conforman una plantilla de casi 700 personas".

Todos estos empleados "cumplen fielmente sus tareas encomendadas", ha defendido y ha añadido que, pese a ello, "se han visto envueltas en una polémica generada por los dirigentes políticos socialistas y de Compromís que están siendo investigados judicialmente a causa de una gestión de Divalterra plagada de presuntas irregularidades".

"Desde el Partido Popular queremos defender de manera clara y directa la vigencia y el mantenimiento de las tareas y funciones que cumplen de manera solvente y eficaz todos los empleados en la empresa pública Divalterra. Los trabajadores y sus familias no son los culpables de la situación generada por la presunta corrupción de las formaciones políticas que componen el equipo de gobierno de la Diputación de Valencia", ha manifestado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.