En esta ocasión, la convocatoria se denomina 'Construyendo un futuro bajo en carbono y de clima resiliente: energía limpia, eficiente y segura)', más conocido como 'Making-city'.

Un proyecto demostrativo a gran escala orientado hacia el desarrollo de nuevas estrategias integradas para acometer la transformación del sistema energético urbano hacia ciudades bajas en carbono, con el enfoque de los Distritos de Balance Energético Positivo (PED) como pieza clave en el camino de la transición energética urbana, según han informado fuentes municipales a Europa Press.

La concejal Ana Franco ha explicado que el proyecto se centra en conseguir pruebas sobre el potencial real del concepto PED (Distritos de balance energético positivo), como base para un camino altamente eficiente y sostenible para llegar más allá de los actuales mapas de transformación urbana.

"Actualmente los planes energéticos de la ciudades se diseñan con un horizonte a 2030 y siguen los compromisos estándar de las ciudades como pueden ser los Planes de Acción climática y energía sostenible u otros más específicos", ha indicado Franco.

'Making-city' elaborará metodologías para apoyar a las ciudades en su planeamiento urbano a largo plazo hacia una adecuada transición energética, para preparar el camino del proceso, a mayor escala, de planeamiento y puesta en práctica.

Por ello, la concejal ha apuntado que el Ayuntamiento pretende "reducir el consumo energético a niveles mínimos y lograr un equilibrio energético", a lo que ha añadido que "se espera que el consumo que se realice en edificios, en empresas y en viviendas iguale a la producción que se haga en estos edificios, empresas y viviendas".

Este proyecto cuenta con dos ciudades 'faro' como son Groningen (Holanda) y Oulu (Finlandia), que cuentan con unos planes "muy ambiciosos" de transformación urbana hacia el concepto PED, y varias ciudades seguidoras como León (España), Bassano del Grappa (Italy), Kadikoy (Turquía), Poprad (Eslovaquia), Vidin (Bulgaria) y Liblin (Polonia). Además, participan universidades, institutos de investigación y fundaciones de todo el continente.

El concepto del proyecto se basa en el desarrollo de 'Distritos de Balance Energético Positivo' (PED por sus siglas en inglés); de ahí la importancia de la participación de las ciudades seguidoras en esta convocatoria, sustancialmente más importante que en los proyectos precedentes, muy activa desde su comienzo. La financiación de este proyecto será del cien por cien, 287.000 euros.

Así, León se compromete a desarrollar un proyecto de ejecución de PED (Distritos de balance energético positivo) y promover "un alto nivel de réplica" de las soluciones demostradas en las ciudades 'faro', Groningen y Oulu. La duración del proyecto será de 60 meses.

Consulta aquí más noticias de León.