Este retraso, según cálculos del Gobierno regional, podría ocasionar que se dejara de ingresar anualmente unos 300 millones de euros, se dejaran de crear 2.300 empleos y dejaran de llegar unos 180.000 viajeros.

Al acto, abierto a toda la sociedad murciana, ha comenzado con el visionado de un vídeo en el que se recogen datos del proyecto y repercusión en la Región de Murcia.

López Miras ha negado que se trate de un acto político, "ni una manifestación, concentración o una demostración de fuerza", ya que eso es algo que "no le corresponde hacer al Gobierno", sino a la sociedad civil, que es precisamente a quien le corresponde el protagonismo del acto.

Además, ha defendido, su participación se justifica desde su conocimiento de que "la inmensa mayoría de los murcianos quieren que AVE esté ya aquí en 2018 y no en 2020, como mínimo".

El presidente murciano ha lamentado que se haya retrasado la llegada de la alta velocidad a 44 días de su llegada a Murcia y ha considerado "mala" cualquier alternativa planteada, ya sea Camarillas o Monforte.

Y además, ha advertido, "es imposible técnicamente modernizar los trenes de cercanías sin las catenarias". A esto hay que añadir que la llegada del AVE por la vía provisional es compatible con las obras del soterramiento.

DECISIÓN POLÍTICA

Por eso, ha considerado que se trata de una decisión "política" y hay que decir "basta ya" y dejar atrás el "conformismo y la resignación". Ha apostado por que los murcianos "lideren y sean los protagonistas de este proceso".

"Es una situación que nos preocupa y que no vamos a permitir", ha remarcado López Miras, quien ha asegurado que "quieren que seamos la última comunidad a la que llegue la Alta Velocidad, como mínimo hasta finales de 2020", por lo que "ha llegado el momento plantarse y hacerse escuchar".

Para ello, ha indicado, "necesitamos una sociedad civil fuerte y movilizada que se ponga en pie, que luche y que lidere este movimiento".

"Después de muchísimos años de un trato injusto en materia de infraestructuras ferroviarias para la Región, habíamos conseguido que el soterramiento fuese una realidad", ha explicado el presidente, quien ha señalado que actualmente hay ejecutados 700 metros de soterramiento, "un tercio del soterramiento realizado".

El proyecto integral de soterramiento es de 4 kilómetros con un coste total de 606 millones de euros, de los que 118 ya están en ejecución. Los 488 millones pendientes corresponden a la licitación de las obras para el soterramiento del tramo entre la estación del Carmen-Barriomar, y Barriomar-Nonduermas, que se iban a licitar el 21 de junio.

Por ello se ha puesto a disposición de la sociedad civil y ha reafirmado el compromiso adquirido con todos los ciudadanos de la Región el día de su toma de posesión de "hacer cualquier cosa para mejorar la Región de Murcia y la vida de los murcianos".

Consulta aquí más noticias de Murcia.