Ángel Gabilondo, portavoz del PSOE en la Asamblea, repetirá como canditado en las elecciones de 2019 consciente de que tendrá que pactar si quiere gobernar. El proyecto de este amante del fútbol y de la filosofía para la región pasa por dotar a Madrid de "servicios públicos de calidad" y aunque asegura que no le gusta hablar de bajar y subir impuestos apuesta por un modelo fiscal basado en la progresividad. 

¿Cuál es el principal problema que debe resolver la región?
Siempre suelo decir que la desigualdad. A mí me llama la atención la naturalidad con la que se acepta que haya tantos niños pobres en la Comunidad de Madrid. O la normalidad con la que se acepta que esa desigualdad tenga que ver con las relaciones laboral. Hay también desigualdad en oportunidad, Educación, Sanidad… Y hay desigualdad territorial. Entre dos barrios de Madrid puede haber una diferencia de esperanza de vida de cuatro años. Y luego en riesgo de pobreza y exclusión hay casi un tercio de la población. Si me dices que somos pobres… Pero Madrid tiene la renta per cápita más alta de España con diferencia. Podríamos decir que es una comunidad que va bien salvo que te fijes en la tercera parte que no vive bien. Ahora, no basta con describirlas: hay que buscar soluciones basadas en políticas públicas. Del sistema fiscal hay que hablar despacio sin caer en la trampa del subir y del bajar. 

¿Entra en sus planes entonces subir impuestos, como puede ser el de sucesiones y donaciones?
Desde luego las clases medias y trabajadoras han hecho ya un esfuerzo tan grande que no hay que subirles los impuestos de ninguna manera. Lo que sí hay que hacer es un sistema fiscal progresivo y ver los márgenes y cuánto está pagando cada uno según lo que gana. Pero soy partidario que eso se toque por un acuerdo entre los grupos. Igual afecta a 15.000 personas a las que se les puede un esfuerzo mayor. Y hay muchos que están dispuestos a realizar un esfuerzo mayor si es que eso sirve para mejorar la Sanidad y la Educación

Como experto en Educación. ¿Qué opina del modelo de la Comunidad de Madrid?
El modelo se basa en una cierta idea equivocada de lo que son los acuerdos que se hacen con los centros, la enseñanza concertada. Estos tienen que ser sistemas complementarios. Yo defiendo que haya enseñanza concertada. Me parece un error no hacerlo porque no podríamos garantizar la universalización de la Educación. Pero creo que debe cumplir las normas de toda la enseñanza financiada con dinero público. Por tanto debe ser gratuita.

En teoría es gratuita, aunque algunos centros cobren cuotas.
Luego quiere decir que tenía que ser gratuita. También tiene que ser inclusiva e intercultural. Y por tanto no hay que dar terrenos públicos para construir centros concertados, como se ha hecho; porque la enseñanza concertada era buscar acuerdos con centros ya existentes. El buen sistema educativo se basa en una enseñanza pública, gratuita y de calidad. Esto debe ser la base, y que luego haya concertada, pero no debemos cambiar el sistema.

¿Ha quedado tocada la universidad pública madrileña con el 'caso Cifuentes'?
Creo que sí ha hecho daño. Se ha puesto en cuestión el sistema. Siempre he luchado para que no se haga una causa general de la universidad pública. Pero también creo que la mejor manera de defender la universidad pública es sacando a la luz los casos de proceder inadecuados. . No se defiende la universidad pública tapando los malos modos de proceder. Pero me he revelado contra estos que quieren hacer de esto una causa general contra la universidad pública diciendo que todo es descuidado, que no hay procedimientos... No es justo ni es verdadero.

¿Se ve como presidente regional?
Más bien no estoy en esa fantasía. Sí estoy en una situación en la que eso puede pasar. Y por tanto asumo con toda responsabilidad lo que decidan los ciudadanos. Pero no me mueve la idea de querer ser eso. Lo que me mueve es la responsabilidad de poder resolver los problemas de los madrileños.

¿Está condenado a entenderse con Podemos?
Estamos obligados a hacer las alianzas que nos propongan los ciudadanos. Mayoría absoluta no va a tener ningún grupo. La ciudadanía está mandando un mensaje de que tenemos que hablar entre los grupos y buscar acuerdos. Yo quiero acuerdos sobre propuestas de progreso, de modificación del estado de las cosas, de políticas públicas, de lucha contra la desigualdad... Es más lógico que quien quiera eso se acabe encontrando con quienes defienden eso mismo.

¿La corrupción será el leitmotiv de la campaña electoral?
No sé si se abordará explícitamente convirtiendo la campaña en un debate sobre la corrupción que tampoco estoy seguro de que sea lo mejor. Pero sí está en la conciencia de la ciudadanía de que no han sido casos aislados y que esto no puede seguir así. Que Madrid necesita regeneración, transparencia y transformación. Creo que el tema de la corrupción va a estar en la conciencia ciudadana a la hora de votar. Y desde luego es una llamada muy especialmente para quien ha estado en el Gobierno, que es el Partido Popular.

¿Cuál es la base de su proyecto para la Comunidad?
Siempre he dicho que Madrid es una región inexplorada que no desarrolla sus potencialidades. Aquí hay mucha gente muy preparada y valiosa con voluntad de liderar procesos. Y a mí me da lástima saber que a veces no explotemos eso. Para que eso se explote se tiene hacer en torno a un proceso de ciencia, innovación, investigación, industrialización y dese luego generar riqueza y que se haga con equidad, con igualdad, con redistribución… En ese desafío Madrid tiene mucho que hacer. El mejor sistema son unos buenos servicios públicos de calidad. Voy a poner un ejemplo: un 30% de los madrileños tienen un seguro privado. Se tiene eso porque hay algo que no funciona.

¿En qué medida puede influir las concesiones que haga el presidente Sánchez a los independentistas catalanes en las elecciones autonómicas?
Si hiciera concesiones a los independentistas como tal eso sí influiría en la política en todos los territorios. No se están haciendo concesiones a los independentistas. Lo que se está haciendo es dialogar con aquellos que han sido legítimamente elegidos en el Congreso y el Senado. Y hay que hablar con los gobiernos legítimamente elegidos en las urnas. Otra cosa es que no hay que hacer ninguna concesión fuera desde luego de los marcos de la Constitución.

¿Sería más peligroso para los intereses del PSOE un PP con Soraya o con Pablo Casado?
Me parece que es importante que el PP sea un partido fuerte, vertebrador de la derecha española. Eso es bueno para Madrid y para España. También me parece que es bueno que no esté gobernando ahora y que no gobierne en Madrid. No creo que el bien del PSOE pase porque se produzca un descalabro de un partido histórico y que ese descalabro lleve a una ultraderechización peligrosa para todo el país. No me quiero meter en los asuntos internos, pero sí quiero decir que no soy indeferente a lo que le pase al PP. Quiero que le vaya bien y que merezcamos la confianza de los ciudadanos y le ganemos en las elecciones.

¿Qué perfil debe tener el candidato del PSOE al Ayuntamiento?
Es muy importante que tenga cercanía, realismo y solvencia. Para ser alcalde hay que se una persona próxima. No creo en la figura del alcalde distante. Y ahora voy a contradecir a los expertos: me parece que no es tan decisivo si es joven o no lo es o si es hombre o mujer. Se puede cerrar el perfil si es que se ve como un ticket con la Comunidad. Si es así puedo entender que igual alguien piense que sea una mujer.

¿Tiene algún nombre en mente?
La verdad es que no. Tengo afectos y preferencias y podría decir nombres, pero no creo que me corresponda.

BIO. Nació en San Sebastián en 1949. Está casado y tiene dos hijos. Es catedrático de Metafísica. Fue rector de la Universidad Autónoma de Madrid (2002-2009) y ministro de Educación (2009-2011) con el expresidente Zapatero. Desde 2015, es portavoz del PSOE en la Asamblea.

Consulta aquí más noticias de Madrid.