Nacho Carretero, autor de 'Fariña'.
El periodista Nacho Carretero con su libro 'Fariña'. EFE / Santi Donaire

La jueza Mercedes Galindo ha desestimado la demanda del exalcalde de O Grove (Pontevedra) José Alfredo Bea Gondar contra el autor y los editores de Fariña, el libro sobre el narcotráfico gallego que permaneció tres meses y medio secuestrado por decisión de otra jueza.

La sentencia da la razón al autor, Nacho Carretero, y a la editorial Libros del KO y condena al pago de las costas al demandante, que exigía 500.000 euros de indemnización por una supuesta vulneración de su derecho al honor por las menciones que a él se hacen en el libro.

La jueza absuelve al autor y a los editores en una sentencia en la que subraya que el relato del libro y las manifestaciones públicas que ha hecho Carretero resultan "veraces", fruto de una "importante labor de investigación" y que no se ha vulnerado el derecho al honor de Bea Gondar ni se han traspasado los límites del derecho a la información y a la libertad de expresión.

La sentencia, contra la que cabe recurso, supone la segunda victoria judicial de Carretero y Libros del KO, después de que el pasado 22 de junio la Audiencia Provincial de Madrid levantara el secuestro cautelar que pesaba sobre la obra desde comienzos del mes de marzo.

La jueza Alejandra Fontana ordenó ese secuestro desde el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Collado Villalba, y ahora su sustituta, Mercedes Galindo, de acuerdo con el criterio del fiscal, ha dado la razón a los demandados.

En Fariña se menciona a Bea Gondar en dos ocasiones por su relación con el narcotráfico, y la jueza ha determinado que no ha quedado probado que esas alusiones "fueran injuriosas o atentaran al honor" del exalcalde, como tampoco las declaraciones de Carretero en varias entrevistas en las que se refería a él como "narcotraficante".

La jueza cita sentencias de la Audiencia Nacional que demuestran esos vínculos con el narcotráfico y que fue procesado por los mismos y subraya además que el periodista recurrió a fuentes judiciales, policiales y a noticias de la época relacionadas con el actor.

En realidad, Bea Gondar fue absuelto en un primer juicio por narcotráfico y condenado por la Audiencia Nacional en un segundo proceso, pero esa sentencia fue revisada por el Supremo, que le absolvió por tráfico de drogas, pero lo condenó por blanqueo de dinero procedente del narcotráfico.

Por todo ello, concluye que no hay vulneración al derecho al honor, pues, como determina la jurisprudencia del Supremo, el derecho a la información tiene preferencia si su contenido es "veraz" y trata de asuntos de interés general. Y valora la "importante labor de investigación" realizada por Nacho Carretero para fundamentar el contenido del libro y las expresiones realizadas en las entrevistas.