Aparato de aire acondicionado
Aparato de aire acondicionado EUROPA PRESS - Archivo

Las comunidades de vecinos tienen cada semana una cita con el consultorio en el que el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid da cumplida respuesta a las inquietudes que surgen en el día a día de los edificios. Puedes preguntar aquí para el próximo consultorio y aquí tienes algunas de las dudas de esta semana resueltas a los lectores.

Aire acondicionado

PreguntaEn nuestra comunidad hay un local en el que han puesto una frutería. Su aire acondicionado da a un patio de luces y lo deja puesto toda la noche, con lo que el ruido no nos deja dormir. Hemos hablado con el frutero y no nos ha hecho caso a la petición de parar por la noche el aire. A este patio dan 15 viviendas por comunidad (2 comunidades) y ninguna vivienda tiene aire a este patio. ¿Qué podemos hacer?

RespuestaSi la comunidad no autorizó la instalación, dependiendo de la fecha de la obra, puede requerirle para que lo retire y, en su defecto, acordar el inicio de acciones judiciales.  También pueden realizar una medición de ruidos para comprobar si supera los niveles sonoros permitidos por la ordenanza municipal aplicable al efecto.

Telefonillo o videoportero 

Pregunta: El presidente acaba de convocar una junta para cambiar el telefonillo del portal por un videoportero. ¿Qué votación se pediría, mayoría o se entendería como mejora (1/3)? ¿Hay jurisprudencia al respecto o cabe interpretación?  

Respuesta: La instalación del videoportero tiene como finalidad aumentar la seguridad de la finca por lo que puede ser aprobado por mayoría simple. 

¿Cuántos votos por piso?

PreguntaUn matrimonio tiene dos pisos en una comunidad. Los pisos pertenecen a ambos cónyuges. ¿A cuántos votos tienen derecho, a uno o a dos? Tengo entendido que el Supremo ha establecido la doctrina de un propietario, un voto, independientemente del número de propiedades, que sin embargo sí se computarían como dos en la cuota de participación. ¿Es así?

RespuestaEl sistema de votaciones previsto en la LPH para todo tipo de acuerdos, sin excepción, se basa en un sistema de doble mayoría de propietarios y cuotas según el cual un propietario tiene un único voto con la suma de los coeficientes de las fincas sobre las que ostenta la titularidad.