Marc Gasol
El pívot internacional Marc Gasol, durante una rueda de prensa. ROBIN TOWNSEND / EFE

Marc Gasol, pívot español de los Memphis Grizzlies de la NBA, participó este martes a bordo de la embarcación Astral de la ONG Proactiva Open Arms en el rescate de una mujer camerunesa que naufragó en aguas del Mediterráneo cuando pretendía alcanzar las costas europeas.

"Frustración, rabia y mucha impotencia. Increíble que se abandonen personas en medio del mar. Admiración profunda para los que estos días son mis compañeros de equipo @openarms_found", escribió el jugador internacional en su cuenta de Twitter. El pequeño de los hermanos Gasol acompaña su texto de una fotografía en la que aparece junto a otros voluntarios de la ONG en el momento en el que subían al Astral a la mujer camerunesa en una camilla.

En una entrevista con el diario El País, Gasol explicó que decidió unirse a Proactiva Open Arms tras conocer el año pasado a su fundador y director, Óscar Camps, aunque en aquella ocasión no pudo embarcarse con ellos porque tenía que jugar el Eurobasket con la selección española.

Según su testimonio, en la mañana de este martes avistaron una embarcación hinchable semihundida y, al acercarse, descubrieron que había una mujer aferrada con un brazo a un trozo de madera, junto a los cadáveres de otra mujer y de un niño. "Los hemos subido a bordo de la lancha —añadió— y después al barco donde la han atendido los médicos. Estaba en shock, asustada. Le hemos dicho que íbamos a ayudarla. Nos enteramos de que se llama Josephine y es de Camerún".

El propio director de la ONG denunció este mismo martes que la organización encontró en el Mediterráneo central, a 80 millas de la costa de Libia, los cadáveres de una mujer y un bebé, y una mujer aún con vida, en una embarcación que había sido "destruida" y "abandonada" por la Guardia Costera libia tras llevarse al resto de los ocupantes. Según indicaron fuentes de Open Arms, los tripulantes del barco de la ONG trasladaban a puerto este martes por la noche los cuerpos hallados en el mar para darles un "trato digno".

La foto del niño Aylan

Preguntado sobre qué es lo que le motiva a participar en esta acción, Gasol dijo que la fotografía que en 2015 dio la vuelta al mundo del niño Aylan Kurdi, fallecido en un naufragio en las costas de Turquía, le provocó una sensación de "rabia" y le hizo ver que todas las personas deben poner de su parte para que nos sucedan casos así.

Fue entonces cuando conoció a la gente de Open Arms: "Me hicieron comprender que es una realidad que viven muchos niños de todo el mundo. Me impactó su convicción, cómo pusieron a disposición de esta causa todos sus recursos económicos, logísticos, personales para ayudar a esta gente. Admiro a este tipo de personas, que hacen algo, que no esperan a que lo hagan otros".

A su juicio, personajes conocidos como él deben dar ejemplo y transmitir al mundo la gravedad de lo que está pasando. "Quiero ser testigo directo y salvar a gente. El riesgo que pueda asumir por ser un jugador de la NBA pasa a un tercer plano. No hay mejor ejemplo que los voluntarios que están aquí, con los que estoy conviviendo. Tienen un súper equipo y ves que todo lo hacer para el bien común", concluyó Gasol.