Rectorado Uex Badajoz
Rectorado Uex Badajoz UEX - Archivo

La portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, ha explicado en rueda de prensa este martes en Mérida que se mantienen para el próximo curso "las mismas tarifas que están desde hace cinco años", por lo que su pago "no va a suponer un esfuerzo añadido a las familias extremeñas porque va a costar lo mismo estudiar que el año pasado".

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes el decreto por el que se fijan los precios públicos de las enseñanzas para la obtención de títulos oficiales en la Universidad de Extremadura para el curso académico 2018-2019.

En su intervención, la portavoz de la Junta ha explicado que en este decreto se incluyen "dos importantes novedades", como son la posibilidad de devolución de las cuantías abonadas por matrícula cuando, antes del 15 de octubre, el alumno solicite justificadamente su anulación, y no supondrá esta opción cómputo en el número de matrículas realizadas ni de convocatorias agotadas.

Además, se contemplen determinados beneficios en el pago de las matrículas no sólo al alumnado en situaciones económicas y/o sociales específicas reguladas en anteriores decretos, como familias numerosas, estudiantes con discapacidad o víctimas de terrorismo, sino que, también, para el curso 2018/19 y sucesivos, se incluya a las personas que tienen reconocida la situación de refugiadas u ostenten derecho a la protección de conformidad con la legislación aplicable al respecto.

También en este decreto se hace referencia, ha explicado Gil Rosiña, aunque "no será en este curso, será para el siguiente" a la medida anunciada por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en el último Debate sobre el Estado de la Región, sobre "la bonificación de la matrícula que aquellos alumnos que aprueben las asignaturas".

Gil Rosiña ha reafirmado la importancia de la educación en la región, tras lo que ha destacado que el papel de la Universidad de Extremadura "ha sido clave en la transformación que ha experimentado esta tierra en los últimos 35 años".

DOS CONVENIOS CON LA UEX

Además, en el Consejo de Gobierno de este martes se ha autorizado dos nuevos convenios con la Universidad de Extremadura (UEx), uno de ellos en materia de protección radiológica ambiental en la comunidad, y otro en materia de investigación en medio ambiente y calidad atmosférica.

En el primero de ellos, se ha autorizado la firma de un convenio de colaboración entre el Gobierno regional y la Universidad de Extremadura (UEx), a través del Servicio de Apoyo a la Investigación y el Laboratorio de Radiactividad Ambiental, en materia de protección radiológica ambiental en Extremadura.

La Administración regional destinará, para la ejecución de este convenio, 220.388 euros, cofinanciados en un 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder), señala el Ejecutivo regional.

Mediante la suscripción de este convenio, que tendrá una vigencia de dos años, se "garantiza la adecuada vigilancia radiológica" sobre todo el territorio de la Comunidad Autónoma, en particular en aquellos entornos especialmente sensibles a posibles alteraciones radiactivas como la Central Nuclear de Almaraz, en la provincia de Cáceres, o las instalaciones mineras de La Haba, en Badajoz.

En concreto, la Junta dispondrá de toda la información radiológica necesaria para poder valorar el estatus radiológico-dosimétrico de los entornos de la Central Nuclear de Almaraz y de las antiguas explotaciones mineras de La Haba, así como posibles alteraciones significativas en el medio ambiente.

INVESTIGACIÓN EN MEDIO AMBIENTE

El segundo convenio se firmará entre la Junta de Extremadura y el Departamento de Química Analítica de la UEx para la realización de un proyecto de investigación, de estudios analíticos en muestras medioambientales, el desarrollo de programas de educación y divulgación ambiental y la gestión de datos e informes de la red de calidad atmosférica.

La Administración regional aportará 220.000 euros para el desarrollo de este convenio, cofinanciado en un 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Como resultado de este convenio, cuyo plazo de ejecución será de veinticuatro meses, se prevé la realización de estudios analíticos sobre muestras de partículas en suspensión atmosféricas, gestión de datos y elaboración de informes de evaluación e interpretación de resultados, así como el desarrollo de programas de educación y divulgación ambiental.

Entre las actuaciones previstas como inversiones en este contexto se encuentran las instalaciones para seguimientos y controles de la calidad del aire; sistemas y equipos para la red de calidad del aire, y equipos analíticos para ozono troposférico, compuestos orgánicos volátiles, partículas en suspensión y metales pesados.

A la vez, se prevé la realización de un programa de validación, calibración, sistema de adquisición de datos, evaluación, sistema de calidad y mantenimiento de la red.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.