Pedro Sánchez recibe a Alberto Núñez Feijóo en la Moncloa.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), recibe al presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en el Palacio de la Moncloa. SMARISCAL / EFE

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido este martes al jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, avanzar en el nuevo modelo de financiación autonómica y que la negociación del sistema no sirva para acallar "problemas identitarios" de algunas autonomías.

Feijóo ha trasladado esta petición a Sánchez en la reunión que durante más de dos horas han mantenido en el Palacio de la Moncloa en el marco de la serie de entrevistas que ha iniciado el presidente del Gobierno con los máximos responsables autonómicos.

Tras garantizar el compromiso de Galicia con la unidad y la estabilidad de España, el presidente de la Xunta ha advertido a Sánchez de que la reforma del sistema de financiación autonómica no se puede guardar de forma indefinida "en un cajón" ni puede ser "moneda de cambio para acallar problemas identitarios" de algunas comunidades, en referencia a Cataluña.

En ese sentido, según ha informado en una comparecencia ante los periodistas, ha pedido que no se repita el error de negociar de forma bilateral el modelo con una sola autonomía. No obstante, Sánchez, quien ya había asegurado que no será posible aprobar un nuevo modelo de financiación en la actual legislatura, ha comentado a Feijóo, según el lider gallego, que "el calendario es el que es".

En ese sentido, el presidente del Gobierno ha insistido en que no está el asunto lo suficientemente maduro como para cerrar el nuevo sistema, y Feijóo le ha reiterado que es una cuestión que no puede prorrogarse de forma indefinida.

El presidente de la Xunta ha insistido en que la financiación autonómica no es entre la Administración General del Estado y 17 territorios, "es una negociación que afecta a 47 millones de ciudadanos". Y, por ello, ha insistido "los asuntos de financiación afectan a los ciudadanos, no a las ideologías de los gobiernos que conforman cada comunidad, y así debería ser en lo sucesivo".

Pide "sensibilidad" con el envejecimiento

Feijóo ha dicho que Sánchez le había transmitido su "sensibilidad" con los temas de dispersión poblacional y envejecimiento y su repercusión en el ámbito del sistema de financiación, lo que el líder gallego ha valorado de forma "muy positiva". El presidente de la Xunta ha insistido en que la nueva financiación deberá tener en cuenta la pirámide demográfica de cada comunidad autónoma y la dispersión de los territorios.

Ha recordado que Galicia la conforman más de 30.000 núcleos de población, el 50% de los núcleos de España. También ha valorado el compromiso de Sánchez de aumentar el presupuesto a la dependencia, tal y como había confirmado hoy ante el Congreso de los Diputados al exponer su programa de Gobierno.

Feijóo ha trasladado al presidente la necesidad de aumentar el gasto en sanidad dado el envejecimiento de Galicia y le ha recordado que el 8,1% de la población gallega tiene más de 85 años y consume el 23% del gasto farmacéutico de la región.

En este sentido, Sánchez le ha trasladado también su "sensibilidad" en este asunto así como en el paro estructural que, según le ha dicho, deberá ser un elemento a tener en cuenta en la nueva financiación. Feijóo también ha expuesto a Sánchez su oposición a que se condone la deuda pública de las comunidades autónomas porque es "un error moral y económico".

AVE Madrid-Galicia para 2019

Por su parte, Feijóo, ha comunicado que el jefe del Ejecutivo se ha comprometido a que el tren de Alta Velocidad Madrid-Galicia esté finalizado en el último trimestre de 2019. "Me voy con la certeza de que esa fecha no se toca", ha dicho Feijóo en rueda de prensa tras reunirse con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, donde también le ha informado de que se mantiene la fecha 2021 para el AVE Ourense-Lugo.

Feijóo ha valorado también los avances en infraestructuras y la reunión "constructiva" si bien ha reconocido que Sánchez le ha dicho que "no" a la transferencia a Galicia de la autopista AP-9, asunto para el que "ha pedido tiempo". El presidente gallego ha comentado que no se trata de un no cerrado, "y queda la puerta abierta" para abordarse en comisión bilateral.

Sobre el AVE, Feijóo ha valorado que Sánchez haya dado "su palabra" de que el tren de Alta Velocidad a Galicia estará funcionando en pruebas a finales de 2019, "conforme a los compromisos adquiridos con el anterior Gobierno" y ha trasladado a Sánchez que esa fecha es un objetivo "irrenunciable" para la Xunta y sobre el tramo Ourense-Lugo ha valorado que se mantenga la electrificación y modernización completa de la vía dejando dos o tres variantes ferroviarias para años posteriores, conforme a lo acordado en su momento con Mariano Rajoy.

Por tanto, ha dicho, "Lugo-Madrid se hará en 3 horas y 45 minutos en 2021, esa es otra de las fechas que llevo con certeza después de haber escuchado al presidente". Sobre la posibilidad de licitarse contratos de tren directo de Ourense a Vigo, Sánchez le ha comunicado que en este momento está en declaración de impacto ambiental.

Feijóo ha dicho salir del encuentro "con más certezas" de las que tenía cuanto entró y ha mostrado su satisfacción por el hecho de que Sánchez haya ratificado los plazos del AVE. También se ha tratado el encargo de la Armada española a los astilleros de Navantia para construir cinco fragatas. Según Feijóo, Sánchez le ha trasladado su compromiso de acometer el contrato de 4.000 millones para las cinco fragatas "y que la orden de inicio se dé antes de finalizar el año".