Valladolid. Agustín Prieto comparece en las Cortes
Valladolid. Agustín Prieto comparece en las Cortes EUROPA PRESS

Prieto ha comparecido este martes ante la Comisión de Investigación sobre las Cajas que tiene lugar en las Cortes, un foro en el que ha recordado que cuando se iniciaron los procesos, finales de 2008 principios de 2009, se vivía una época "muy difícil" por la crisis económica y financiera, a lo que se sumó la "burbuja inmobiliaria" lo que provocó una situación socio-económica "preocupante".

Tras dibujar este escenario, en entonces líder del sindicato UGT ha reconocido que la Junta de Castilla y León actuó "con responsabilidad" al intentar avanzar en la creación de una caja única en Castilla y León que finalmente se vio frustrada aunque contaba con el respaldo de los partidos mayoritarios y sindicatos a través de un documento que, como ha recordado, su organización "no firmó" porque en su día apostaron por "ir más allá".

Frente a la labor de la Junta de "anticiparse" a la situación ha situado la del Gobierno central gobernado en esos años por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, quien, como ha relatado, apostó por trabajar en la "bancarización" de las cajas y no por una reforma de las normas que regían a las entidades de ahorro, lo que podría haber dado "supervivencia" a las mismas.

"No hubo apuesta clara y decida del Gobierno para defender el sistema de cajas, a nivel nacional se apostó por la privatización y bancarización de las cajas, no sé si habría presiones", ha manifestado.

Frente a la postura nacional tanto del Gobierno socialista como de la oposición, entonces PP, Prieto ha recordado que los partidos en el ámbito regional "querían un proyecto autonómico". "Yo creo que en este caso iban de la mano, se apostaba claramente por eso", ha reseñado, tras lo que ha lamentado que los "chiringuitos provincianos, por las razones que fueran no entendieron la necesidad de un proyecto regional".

NO RUBRICÓ EL DOCUMENTO

En su intervención en la Comisión Prieto ha aclarado por qué UGT no rubricó el documento que sí fue suscrito por PP, PSOE, CCOO y Cecale. "No parecía insuficiente", ha recordado, tras lo que ha defendido que entonces la organización a la que representaba abogó por intentar que se diera un "paso más", ya que, según estaba redactado el documento no se cerraba el riesgo de privatizaciones, por lo que UGT apostó por una fusión liderada por la Federación de Cajas para "evitar una sociedad anónima".

La necesidad de defender el empleo de las 9.000 personas que entonces trabajaban en las entidades fue otra de las cuestiones que frenó a UGT a estampar su firma. "El mantenimiento del empleo era algo vital", ha reseñado, tras lo que ha recordado que se desmarcaron de la negociación al considerar que lo que se ofrecía "no era suficiente".

Por último, ha recordado su etapa en la que formó parte del Consejo de Administración de Caja Duero y ha considerado que en determinadas cuestiones se necesitaban reuniones "más profundas" pasta tomar decisiones. "Yo en una ocasión voté en contra de las cuentas generales por considerar que no tenía suficiente información", ha reconocido.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.