Ione Belarra, portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, este martes.
Ione Belarra, portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, este martes. EFE

Los grupos que apoyaron la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno le recordaron este martes que necesita de sus votos para poder legislar. Uno por uno, Unidos Podemos, ERC y PDeCAT le indicaron al presidente que, con mayor o menor intensidad, necesita de sus escaños si quiere ver alguna ley aprobada antes de que conluya la legislatura.

La portavoz adjunta de Podemos, Ione Belarra, le advirtió de que el grupo morado no apoyara "meros retoques cosméticos", por lo que Sánchez debe construir mayorías parlamentarias y estar a la altura de la esperanza despertada. En ese sentido, le pidió que "sea valiente" para dar un "giro radical" a las políticas de recortes y austeridad del PP.

La diputada de Podemos criticó que el Gobierno no vaya a publicar el listado de beneficiarios de la amnistía fiscal de 2012, aprobada por el Ejecutivo del PP. En materia de memoria histórica, Belarra dijo que no basta con exhumar los restos de Franco, sino que también se deben juzgar los crímenes del franquismo. También reclamó al presidente que negocie con contundencia en Bruselas y que no se dedique a "sonreír a la señora Merkel".

Joan Tardà (ERC), por su parte, advirtió a Sánchez de que su grupo no votará a favor de ninguna de sus iniciativas si el Gobierno pretende "tomarles el pelo" y no hacer políticas de izquierdas entre las que ha incluido el referéndum de independencia en Cataluña. A juicio del diputado republicano, impedir la consulta sería tanto como "condenar" a los independentistas a volver a "desobedecer" al Estado.

Finalmente, Carles Campuzano (PDeCAT), le dijo al presidente que su Ejecutivo "dependerá, en gran medida, de los soberanistas catalanes", y que por ahora dieron su voto "tan solo para echar al presidente Rajoy", por lo que ahora demandarán un diálogo bilateral con la Generalitat que produzca resultados "concretos, eficaces y tangibles", y no se quede únicamente en "buenas palabras".