Hetta Cuisine
Hetta Cuisine HETTA CUISINE

Una decena de productos y cinco temperaturas. Este es el juego que propone Hetta, el restaurante que desde hace unos meses ocupa el lugar de Celerí y donde nada menos que tres cocineros quieren volver a poner en el mapa -o mantenerlo, mejor dicho- este bonito espacio con cocina vista y una carta con propuestas a veces sencillas, otras complejas, siempre originales y presentadas de una forma muy atractiva.

¿Pero es viable una cocina con tantas manos? Desde Tribu Woki -el restaurante es parte de esta compañía con diferentes establecimientos y supermercados ecológicos en la ciudad- están convencidos de ello.

Y que del trabajo conjunto de Olaf Johanson, Alberto Sambinelli, Ferrán Garcia Zafra y Xavi Tranque -dos de los cocineros han variado respecto al equipo original- pueden salir platos maravillosos y una interesante cocina transversal.

Y nos les falta razón, porque tanto el planteamiento divertido con esa carta en dos ejes como los platos que llegan a la mesa convencen. Queda algo de la filosofía original de Celeri, con el producto como protagonista único, pero ahora se apuesta por una vertiente algo más lúdica y donde la temporada marca los cambios de carta.

En nuestra primera visita, guisantes, espárragos, zanahoria, huevo, ostras, bonito o pato eran parte de la carta de productos que, por cierto, reciben al comensal al llegar al restaurante.

A partir de ahí, crudos, encurtidos, ahumados, brasas... Los guisantes lágrima (era temporada) con caldo dashi (12,50 €), la ostra crujiente (4,70 €) o los espárragos fríos con naranja y bergamota (8,20 €)

El juego se va un poco de las manos con un osobuco (13,90) divertido para comer con pinzas, pero donde falta chicha más allá de la experiencia que se le propone al comensal. Los postres también asignatura pendiente: escasos y con propuestas más para salir del paso que para mantener el ritmo de la comida.

Buena carta de vinos con predominio de ecológicos y naturales, con una selección un poco justa por copas, aunque lo mejor es preguntar por si hay suerte y hay algo abierto más allá de la carta.

En resumen, una propuesta diferente y muy recomendable. Más si tenemos en cuenta la zona, el moderado precio medio que, sin sustos en la bebida, puede rondar los 40 o 45 euros por persona. Se ofrece, además, un menú de mediodía a 20 euros.

Hetta Cuisine
Passatge Marimón, 5 Barcelona 93 252 95 94
Cierra domingos

Consulta aquí más noticias de Barcelona.