Policía Municipal de Madrid
Policía Municipal de Madrid. POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID - Archivo

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, ha confirmado este martes que el Consistorio interpondrá una demanda judicial por las 222 bajas en la Policía Municipal durante la celebración del Orgullo 2018, algo "especialmente grave".

En estos términos se ha expresado Barbero ante los medios de comunicación una vez ha finalizado la comisión del ramo, en la que había anunciado que desde Asuntos Internos se ha iniciado una investigación para esclarecer y arrojar luz sobre estas bajas médicas. "La respuesta será contundente", ha apuntado.

Preguntado por los plazos de presentación de la demanda, Barbero ha explicado que están "pendientes" de que el informe sea "bien formulado, justificado". "Por un lado, hay una cuestión informativa, llevada a cabo por Asuntos Internos, que llevará a preguntarse si se abre expediente disciplinario, pero en cualquier caso desde el Ayuntamiento vamos a plantear demanda judicial porque nos parece especialmente grave", ha remachado.

Javier Barbero ha indicado que mientras en el World Pride hubo nueve bajas, en 2018 este número ha ascendido hasta 222. "Es obvio que hay un conflicto colectivo y que algunos han inducido este tipo de bajas, que ocurren por razones políticas; se ha iniciado una investigación y la respuesta será contundente", ha remarcado.

Culpa a los sindicatos

El delegado madrileño ha recordado que algunos sindicatos pidieron que no se apuntaran voluntariamente para cubrir el Orgullo como presión sindical. "Tenemos obligación de cubrir los dispositivos, igual que los distritos, que es falso que se quedaran sin cubrir", ha señalado.

"¿Qué imagen dan esos agentes que presumiblemente se han quedado en casa?, ¿qué ejemplaridad se aporta a la ciudadanía?", ha preguntado, para apuntar a continuación que son unos agentes de perfil "similar a los que escribieron esos whatsapp", en relación al chat policial contra la alcaldesa, Manuela Carmena.

Por otra parte, Barbero ha indicado que desde el área quieren "seguir negociando". "No queremos que un número pequeño de policías hagan pagar las consecuencias de este tipo de policías, porque hay muchos que desean que haya acuerdos", ha puntualizado.

Además, el delegado preguntará a las centrales sindicales "si reprueban estas acciones y las condenan" o están de acuerdo con ellas. "El deber de un policía es velar por la seguridad; espero que las centrales sindicales de Policía se pronuncien", ha señalado. Por último, Barbero ha remarcado su "confianza" en la Policía Municipal, un Cuerpo "excelente".

Consulta aquí más noticias de Madrid.