Puigdemont presenta Crida Nacional per la República
Puigdemont en la presentación de Crida Nacional per la República. Europa Press

Los exconsellers presos del PDeCAT Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn, y el exconseller en Bélgica Lluís Puig, han pedido este martes a la formación heredera de CDC que en la asamblea del próximo fin de semana decida sumarse y ser una de las impulsoras del movimiento liderado por el expresident Carles Puigdemont.

Crida Nacional per la República, que apoyan también el actual presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el presidente del grupo parlamentario de JxCat, Jordi Sànchez, en prisión preventiva, se presentó ayer en el Ateneu Barcelonès, donde se dio a conocer un manifiesto que hace un llamamiento a la unidad del soberanismo para "constituir un movimiento por la república", que cristalizará en una convención en otoño que podría decidir convertirlo en partido.

Los cuatro exconsellers firman un artículo conjunto en los periódicos Ara y El Punt Avui en el que destacan que "la decisión más trascendente de la asamblea del PDeCAT debe ser responder positivamente a esta 'Crida Nacional' y articular los instrumentos necesarios para culminar la creación de este nuevo espacio político a lo largo del otoño de este año".

En el plano operativo, la segunda gran decisión de la asamblea debería ser, para los exconsellers presos y Puig, la elección de una comisión que represente la pluralidad del partido, con el fin de que personas y actores más allá del mismo PDeCAT puedan concretar conjuntamente la "construcción y puesta en marcha de JxCat en el marco de una convención nacional".

Rull, Turull, Forn y Puig destacan que Cataluña no vive "una situación de normalidad política" porque hay "presos políticos y exiliados", por lo que la asamblea del PDeCAT "no puede ser normal", pues "nadie lo entendería".

En este sentido, el congreso debe dar una "respuesta clara, firme y potente", que dé "esperanza", ya que el contexto "pide una propuesta que reafirme un proyecto político más que unas siglas concretas superadas por los eventos".

Al ser el PDeCAT la organización política más implantada territorialmente, es a su juicio la que "debe ser, de nuevo, la más generosa".

Así, su propuesta es que el partido "decida formar parte y se convierta en uno de lo impulsores troncales de un gran movimiento", ya que "no se trata de cómo hacer más grande el partido sino cómo construir un movimiento más amplio, transversal y estable".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.