Santamaría asegura en el escrito que le consta que FOES ha promovido el ejercicio del derecho electoral activo de diversas empresas y autónomos a través de la gestión de sus solicitudes de voto por correo, presentadas en el registro de entrada de la Cámara por un notario que levantó acta. El presidente explica que los costes notariales fueron también sufragados por FOES.

Considera Santamaría que todo ello supone "una injerencia excesiva en el normal desarrollo del proceso electoral".

Alberto Santamaría, en su escrito, también comenta que hay electores a los que FOES les gestionó el voto a través del notario y que han recibido la documentación necesaria en sus domicilios sin haber comparecido ante el fedatario público. Además, asegura que hay electores que le han dicho que han sido invitados a acudir a la sede de FOES para cumplimentar el voto, lo que "desvirtúa el derecho electoral activo, que tiene un carácter personalísimo".

Por estas razones, el actual presidente de la institución cameral solicita a la Junta Electoral de Soria que vele por el cumplimiento de la normativa electoral vigente, que compruebe estas acusaciones que ha hecho a FOES y que, en caso de confirmarlas, anule el voto por correo. Santamaría no descarta la impugnación del proceso electoral en curso, "sin perjuicio de las supuestas responsabilidad judiciales que pudiera derivarse".

Consulta aquí más noticias de Soria.