Según han informado a Europa Press fuentes del 112 Galicia, el primer aviso se recibió sobre las 16,15 horas de este lunes, cuando un vecino alertó de que estaba ardiendo la capilla, ubicada en la parroquia de Pontellas.

De acuerdo con estas fuentes, el lugar estaba cerrado cuando se produjeron los hechos, por lo que en principio se cree que no había nadie en su interior.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de Bomberos de Baixo Miño y agentes de Policía Local y de Guardia Civil, que aún trabajan en la ubicación.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.