Para ello se llevará a cabo una experiencia piloto, contemplada en la disposición transitoria cuarta de la Ordenanza de Animales, que permitirá que los canes compartan los espacios públicos con las personas bajo la supervisión y responsabilidad de sus dueños.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, ha adoptado esta decisión tras la reunión mantenida este mediodía con representantes de varias asociaciones animalistas.

El encuentro de trabajo contó con la participación del concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga; el concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz-Estébanez, y el de Medio Ambiente, Carlos Correa, junto a técnicos municipales y agentes del Proteu.

Bermúdez explicó que la iniciativa "comenzará a funcionar como una experiencia piloto de uso compartido de un espacio público en el parque Don Quijote, donde se habilitará un horario en verano y otro en invierno, para que los perros puedan pasear sin correa en una determinada zona del mismo".

Durante el encuentro se acordó también la creación de nuevos parques caninos en el municipio, priorizando de entre los proyectos que se pusieron sobre la mesa el que entraría en funcionamiento en el barrio de El Toscal, y también se estudiará la viabilidad de otros emplazamientos en zonas como Salud Bajo o La Gallega, agregó el alcalde.

En la reunión se abordó, asimismo, qué tipo de materiales y servicios tendrían que tener estos nuevos parques para perros en Santa Cruz y se emplazó a todos los asistentes a una nueva reunión tras el verano, para analizar la planificación acordada.

Los participantes en este encuentro sentaron las bases para emprender una campaña ciudadana de información sobre el uso compartido de uno de los espacios públicos del parque Don Quijote, en la experiencia piloto que se pondrá en marcha próximamente.