Christine Lagarde
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. EFE/JIM LO SCALZO

Los riesgos para las perspectivas económicas globales "están acumulándose", ha advertido este lunes el Fondo Monetario Internacional (FMI) al señalar que una escalada de las tensiones comerciales, financieras o geopolíticas puede hacer "descarrilar" la recuperación, lo que ha llevado a la institución a recortar sus pronósticos para todas las principales economías mundiales, con la excepción de España, EEUU, China y Canadá.

"La expansión económica está haciéndose menos regular y los riesgos para la perspectiva están acumulándose", advierte el FMI en la actualización de su informe Perspectiva Económica Mundial, añadiendo que el ritmo de crecimiento parece haber "tocado techo" en algunas grandes economías.

En este sentido, el FMI advierte de que el balance de riesgos, incluyendo el corto plazo, ha empeorado respecto al pasado mes de abril, señalando que la decisión de EE UU de elevar los aranceles a sus socios y las consecuentes represalias de estos "han incrementado la probabilidad de una escalada", que podría hacer "descarrilar la recuperación y deprimir las perspectivas de crecimiento a medio plazo".

De este modo, a pesar de mantener la previsión de crecimiento global del 3,9% para este año y el siguiente, la institución internacional ha revisado una décima a la baja su pronóstico de expansión para las economías avanzadas en 2018, hasta el 2,4%, mientras mantiene sin cambios en el 2,2% la de 2019.

De hecho, entre las grandes economías avanzadas, únicamente EE UU, con un crecimiento del 2,9% en 2018 y el 2,7% en 2019; España, con un crecimiento del 2,7% y del 2,2%, respectivamente; y Canadá, con una expansión del 2,1% este año y del 2% el siguiente, logran escapar de la rebaja generalizada de expectativas.

España se mantiene como la economía más pujante entre los principales miembros de la zona euro, cuyo pronóstico de crecimiento ha sido revisado dos décimas a la baja este año, hasta el 2,2%, mientras que para 2019 la institución internacional ha recortado una décima su previsión, hasta el 1,9%.

"Beneficios compartidos por todos"

De este modo, a pesar de mantener la proyección de crecimiento global, el FMI aprecia una "mayor urgencia" en avanzar en la implementación de políticas y reformas que impulsen la actual expansión y fortalezcan la resiliencia de la economía, advirtiendo de que las expectativas de crecimiento per cápita siguen por debajo de medias anteriores en numerosos países.

"Sin medidas integrales para elevar el potencial y que los beneficios son compartidos por todos, el desencanto con los actuales acuerdos económicos podría alimentar un mayor apoyo a políticas contrarias al crecimiento y centradas en uno mismo", ha advertido la institución. Así, el Fondo señala la importancia "vital" para preservar el crecimiento de contar con un marco de cooperación multilateral abierto y basado sobre reglas.

En el caso de las economías avanzadas, la institución recomienda adaptar al momento del ciclo económico las políticas macroeconómicas en cada caso, apuntando que allí donde la inflación esté convergiendo con el objetivo deberá llevarse a cabo una gradual y "bien comunicada" normalización monetaria.

Por otro lado, ante los niveles récord de deuda en muchos países avanzados (incluído España, como explicó recientemente 20minutos), el FMI recomienda calibrar el ritmo de reconstrucción de los 'colchones fiscales' para evitar lastrar el crecimiento, mientras apunta, en referencia a EE UU, que los estímulos fiscales deberían evitarse y reducirse, señalando que países como Alemania, con margen fiscal y superávit, deberían tomar medidas para impulsar el crecimiento doméstico.

Asimismo, el FMI recomienda en su informe continuar el saneamiento de las "bolsas de vulnerabilidad" en el sector financiero de algunos países avanzados de la zona euro, incluyendo el impulso a la consolidación de aquellos mercados sobrebancarizados y de la rentabilidad del sector.