Conchita Ruiz
Conchita Ruiz AYUNTAMIENTO MURCIA

Estas son las ayudas más cuantiosas, tanto en número como en importe, pero no las únicas. En 2017, la Concejalía de Derechos Sociales y Cooperación al Desarrollo también otorgó 650 subvenciones, por importe de 550.000 euros, para contribuir a pagar el alquiler de viviendas y, en menor cantidad, pero también existentes, de las arcas municipales se emplearon fondos para colaborar con el abono de alojamientos, enterramientos, reparaciones de vivienda, ortopedia, limpieza de choque, gafas, electricidad o acometidas de agua.

Estos son algunos de los datos aportados por la concejal Conchita Ruiz en la presentación de la memoria de los servicios sociales del pasado año, que indica que el gasto total ascendió a 27,5 millones, con un aumento del 9,2% y 2,3 millones respecto a 2016.

La concejal ha explicado que éste "no es un balance solo de números y de estadísticas, aunque también los tiene. Pero, en este caso, lo que nos importa son las personas y los datos indican la implicación del Ayuntamiento de Murcia con la sociedad murciana en general, pero muy especialmente con quienes padecen situaciones de necesidad o riesgo social", explicó Ruiz.

Y es que, ha dicho, "Murcia cuanta con una red pública de servicios sociales plenamente consolidada y preparada para apoyar a quienes más lo precisen, ya sea mediante ayudas económicas, programas de prevención o formación o proporcionando asesoramiento educativo, psicológico, social o jurídico".

Durante el pasado año, 12 de cada 100 familias empadronadas fueron atendidas por los profesionales de los Centros Municipales de Servicios Sociales (18.162 familias), mientras que 1.934 familias recibieron la Renta Básica de Inserción.

Al margen de las prestaciones dirigidas a toda la población, una línea de trabajo fundamental que desarrollan los servicios sociales municipales son los servicios específicos de atención a la infancia y adolescencia, entre los que destaca la puesta en marcha por primera vez del 'Proyecto 13-17', en el que han participado 253 adolescentes.

Como medida de promoción e integración social, recibieron refuerzo educativo 1.470 menores, mientras 3.502 participaron en actividades socioeducativas (PAIs, escuelas de verano, ciberaulas y otros talleres).

Por otra parte, apoyar la autonomía de las personas para la permanencia en su entorno habitual constituye otro ámbito de actuación preferente para los servicios sociales.

Así, el pasado año se firmó un nuevo contrato para la prestación del Servicio de Ayuda a Domicilio que recibieron 1.694 personas, mientras que 2.854 personas fueron usuarias del Servicio de Teleasistencia, 83 se beneficiaron del Servicio de Respiro Familiar y 267 personas contaron con el servicio de comidas a domicilio.

En cuanto a la atención a personas en situación de dependencia, en el municipio de Murcia residen 11.488 que tienen reconocido grado protegible y 9.988 perciben prestaciones económicas o servicios del sistema.

En 2017 se avanzó en la elaboración del Plan Municipal de Accesibilidad Universal, en el que han colaborado 59 organizaciones no gubernamentales, y se realizó la primera edición de documentos en 'Lectura fácil' para facilitar la comprensión y el uso por parte de personas con discapacidad cognitiva o intelectual o con dificultades de compresión lectora.

Los 76 centros sociales de mayores continúan siendo un recurso imprescindible para fomentar el envejecimiento activo. Así, el pasado año 3.389 socios asistieron al programa de formación que se desarrolla en ellos, y 1.617 personas participaron en el programa de gerontogimnasia.

Los 16 Clubes de Lectura de la Concejalía de Derechos Sociales, que han sido seleccionados como ejemplo de buenas prácticas, reunieron a más de 200 participantes, en su mayoría mujeres.

Para luchar contra la pobreza y la exclusión social, con la participación de las entidades del tercer sector (Fundación Cepaim, Fundación RAIS, Fundación Jesús Abandonado, Fundación Secretariado Gitano, Cáritas Diocesana, Cruz Roja, Asociación Columbares y EAPN Región de Murcia en representación del resto de asociaciones), el año pasado se aprobaron varios planes y proyectos.

Además, el Ayuntamiento amplió el pasado año el contrato con la Fundación Jesús Abandonado para prestar 10 plazas diarias de atención sociosanitaria a personas sin hogar e inició una experiencia de alojamiento en viviendas unipersonales (houssing first) destinadas a personas sin hogar, enfermedad mental o física que llevan más de cinco años en la calle con dificultad para utilizar centros de acogida.

El SEMAS atendió a 1.059 personas y 277 emergencias sociales en horario de tarde, noche, fines de semana y festivos.

PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO CON JÓVENES

Los servicios de promoción de la igualdad y atención a mujeres víctimas de violencia de género se dirigieron a diferentes ámbitos.

Por un lado, 1.156 personas asistieron al programa de formación de los 74 centros de la mujer y 234 se inscribieron en el programa de visitas guiadas "femenino plural".

Por otra parte, la Concejalía continuó con las actuaciones para la prevención de la violencia de género en 17 institutos de educación secundaria y bachillerato, con una participación de 1.248 alumnos y alumnas.

El Equipo Municipal de Atención a la Violencia de Género (Emavi), atendió a 288 mujeres.

Consulta aquí más noticias de Murcia.