May
Theresa May. EFE

"Tenemos que poner nuestra mirada en el objetivo, porque de lo contrario, el brexit  puede no producirse". Así de rotunda ha sido la primera ministra británica, Theresa May, a través de su Facebook. La líder de Reino Unido ha usado la red social para dirigirse a los díscolos del partido conservador, que se han mostrado en contra de alguna de las posiciones respecto a la relación con la UE.

"A medida que la Ley de Comercio regrese a los Comunes esta semana, hay algunos planes para votar enmiendas que nos atan a una Unión Aduanera permanente con la UE. Esta sería la traición final del voto de los británicos a través de la salida", escribió la propia May.

Tras su reunión con Donald Trump, la primera ministra sigue teniendo claro cuál es el camino a seguir de cara al futuro. La salida de Reino Unido de la Unión Europea, fijada para el 29 de marzo del año que viene, sigue en fase de tira y afloja.

May, eso sí, avisa: "Nuestro acuerdo no es una larga lista de deseos de la cual los negociadores eligen y eligen. Es un plan completo con un conjunto de resultados que no son negociables".

Desde los defensores de Theresa May comentan que ir en contra esta idea supone traicionar el voto que eligieron los ciudadanos en 2016, y de hacerlo, quedaría en peligro la salida. "No voy a Bruselas a comprometer nuestro interés nacional, sino a luchar por él", sentenció la líder.

Por ello, May considera que hay ciertas cosas que no son susceptibles de debate. "Estamos hablando de pelear por que se cumpla con los derechos de los ciudadanos", redactó en su muro.