La casualidad salva la vida de una familia cambadesa tras un escape de gas

  • Un escape de gas intoxicó a madre e hija.
  • Los hechos ocurrieron a las 3. 30 de la madrugada.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PONTEVEDRA.
El origen de la concentración de monóxido radicó en la caldera
El origen de la concentración de monóxido radicó en la caldera

En la madrugada del jueves una familia de Cambados se despertó debido al ruido causado por la caída de su hija de 12 años, que se desplomó al suelo cuando se levantaba de la cama debido a una intoxicación provocada por un escape de gas en el domicilio. El suceso se produjo en una vivienda de la calle Mejide Alvariño, en donde habita una familia compuesta por un matrimonio y dos hijos, un niño y una niña. Precisamente, fue la más pequeña la que evitó la intoxicación de toda la familia al despertarse de madrugada. Concretamente, la menor se despertó en torno a 3.30 de la madrugada y, al levantarse, inspiró una fuerte concentración de monóxido de carbono que la dejó inconsciente y provocó su desvanecimiento. El ruido de la caída de la menor alertó a los padres y al hermano de la pequeña que, de inmediato, procedieron a apagar el calentador y abrir las ventanas de la estancia.

Los bomberos recibieron la llamada de los afectados sobre las 4.00 horas, y cuando llegaron al lugar de los hechos, constataron que, a pesar de que en esos momentos la concentración ya era baja por haberse ventilado el recinto, tanto la niña como su madre habían inhalado monóxido de carbono.

Posteriormente, la investigación de los efectivos del Cuerpo de Bombeiros de O Salnés apuntó a que el origen de la elevada concentración de monóxido radicó en la caldera, tal y como había sospechado la familia en el primer momento.

Unas horas antes de este suceso, efectivos de los Bombeiros de O Salnés fueron alertados de un incendio en una vivienda unifamiliar de la calle Ribera de Fefiñáns, en la misma localidad. El fuego se propagó por una habitación de la parte superior de unos diez metros cuadrados, donde se situaban la lavadora y la secadora de la vivienda.

La intervención de los efectivos impidió que el fuego se propagase hacia un tejado de Uralita, por lo que sólo hubo que lamentar daños materiales. Por el momento, se desconocen las causas del suceso, aunque fuentes del equipo de emergencias apuntaron a que pudo deberse a "un posible fallo eléctrico".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE PONTEVEDRA.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento