Red de pesca abandonada
Red de pesca abandonada GUARDIA CIVIL

Según ha informado el cuerpo en un comunicado, a principios de esta semana, buceadores del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS), localizaban la red y procedían a su extracción.

Este tipo de red es utilizaba por los pescadores profesionales autorizados a realizar la pesca en aguas de la reserva por lo que, según ha afirmado la Guardia Civil, "probablemente quedó enrocada y al no poder recuperarse se cortó, quedando abandonada en el fondo".

Una red enrocada o a la deriva puede representar un peligro, no solo para la flora y fauna protegidas que habitan las aguas de la reserva, sino también para los buceadores recreativos que realizan buceo autónomo, así como para las personas que realizan inmersiones en apnea en aguas de la reserva marina.