Dos de las cartas de Santa Teresa que han sido encontradas.
Dos de las cartas de Santa Teresa que han sido encontradas. INÉS MORENCIA/EFE

Durante años y desde gran parte de la comunidad religiosa que los circundaba, Santa Teresa de Jesús y el fraile de los Carmelitas Descalzas, Jerónimo Gracián, tuvieron que soportar habladurías sobre su amistosa relación. Conocida es la heterodoxia de la Santa, a la que muchos consideran una "rebelde adelantada a su tiempo", que fue objeto de numerosas críticas y cuestionamientos por pretender renovar una Iglesia que consideraba corrupta, llena de místicos alcohólicos y lujuriosos.

En las dos cartas manuscritas halladas por la Guardia Civil, y que forman parte de un total de 19 obras de arte religioso —15 de ellas retiradas del mercado negro y otras cuatro donadas por congregaciones religiosas—, Teresa de Jesús expresa su entusiasmo por Gracián, mucho más joven que ella, del que destaca su compromiso reformista de la Iglesia; el mismo que empujó a la Santa durante años y que le granjeó numerosos detractores.

En esta operación, llamada "Camarín" en referencia al habitáculo que las iglesias reservan para exponer o conservar sus tallas y objetos más valiosos, los agentes actuaron a raíz de la denuncia de un particular —un profesor de universidad— que detectó una obra que posiblemente había sido vendida de manera ilícita y lo comunicó a la Junta de Castilla y León, que pasó la investigación a la Guardia Civil.

La investigación ha contado con la colaboración de diferentes instituciones, como la delegación diocesana de Patrimonio del Arzobispado de Valladolid, la Diputación Provincial, o la Dirección General de Patrimonio Cultural. Durante el proceso, y tras mantener reuniones con las monjas carmelitas, éstas decidieron entregar voluntariamente, para su mayor seguridad, cuatro obras de su colección, entre las que se hallaban las dos cartas manuscritas de Santa Teresa de Jesús, cuyo valor es incalculable.

Las diligencias de este caso han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia de Valladolid, tal y como ha informado la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, quien ha alabado la actuación de la Guardia Civil para recuperar "unas obras de bien cultural" que quedarán expuestas en el Museo de San Francisco de Rioseco.