"Esta actuación era muy necesaria para que las parcelas que aún están sin desarrollar urbanísticamente puedan hacerlo, así como culminar los trabajos de urbanización", ha destacado Ruiz, quien ha indicado "se beneficia a la ciudadanía en una doble vertiente".

Por un lado, ha dicho que "los mijeños que están en suelo ya edificado van a poder disfrutar de esos viales, equipamientos y zonas verdes que se debieron haber ejecutado en su día y no se hicieron" y, por otra parte, "los dueños del suelo sin construir van a poder obtener licencias de obra y desarrollar esos terrenos".

"Ningún gobierno de ningún signo político se ha preocupado desde hace 12 años por estos 700 vecinos que viven en este sector además de otros 50 propietarios que tienen sus parcelas sin poder hacer nada con ellas", ha señalado, asegurando que "finalmente, este equipo de gobierno ha sido el que ha venido a resolver este problema enquistado en el tiempo".

Así, ha dicho que los costes de obras y actuaciones pendientes ascienden a un total de 1,1 millones de euros. "Con esta iniciativa, una vez estén todas las cargas económicas solventadas, se podrán ya ejecutar zonas ajardinadas, acerados, alumbrado público y, en definitiva, todos los servicios que llevan tantos años demandando los ciudadanos y que han quedado pendientes de ejecutar", ha apuntado.

Asimismo, ha añadido que "cada propietario de suelo no edificado hará frente a su parte económica de manera proporcional al número de metros cuadrados que posea".

Consulta aquí más noticias de Málaga.