Según recoge la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el juez considera probado que, a principios de enero de 2013, este hombre "disparó, en al menos dos ocasiones, con su escopeta a su perro pachón destinado a caza, acabando así con su vida y abandonándolo bajo un puente".

La instrucción de la presente causa se ha prolongado por periodo superior a cinco años por causas no imputables al acusado y el juez le ha suspendido la pena de prisión por dos años condicionada a no delinquir durante el periodo de suspensión.

El acusado no acudió al juicio donde el agente de la Guardia Civil que encontró al animal narró los hechos y aseguró que había encontrado dos cartuchos en las inmediaciones del cadáver del perro, determinando la identidad del propietario del perro por su chip.

Consulta aquí más noticias de Huelva.