Oltra ha realizado estas declaraciones en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell, al ser preguntada por la paralización del desalojo de Alisa, su pareja y sus tres hijos, de la vivienda que okuparon tras el incendio de su casa.

Para la también consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas, "la solución ha venido por presión ciudadana sobre todo" aunque "habría otras soluciones como serían cambiar profundamente la legislación básica del Estado y la dialéctica de lo que ha supuesto el rescate bancario". En este sentido ha lamentado que pese al dinero que pagaron los ciudadanos, "como contraprestación se siga desahuciando a la gente de sus casas, a pesar de que no fueron los que provocaron el colapso bancario y la crisis financiera".

Es más, "también las familias que tiran a la calle han pagado, es decir, que esta familia de Oliva también ha pagado el rescate bancario", ha remarcado.

En todo caso, para evitar este tipo de situaciones, "la hoja de ruta" que se ha marcado la Generalitat se basa en "dignificar y ampliar el parque de vivienda pública" con el objetivo de "poner en el mercado vivienda asequible y forzar al mercado a bajar los precios de la vivienda".

Según Oltra, "esa es la manera que tenemos los poderes públicos de regular o incidir en los desaguisados que muchas veces genera un mercado que ahora otra vez está en subida libre, y en eso estamos".

En este sentido, ha destacado el "esfuerzo" que se está haciendo desde la actual Conselleria de Vivienda para revertir el "penoso" nivel de un parque de vivienda público que encontró "destruido" y sin cumplir las mínimas condiciones de dignidad o habitabilidad cuando accedieron a la Generalitat.

"Más de la mitad ya lo hemos rehabilitado en estos tres años, pero no nos pudimos poner a ampliar el parque porque teníamos que arreglar el que teníamos, el empastre que recibimos del anterior gobierno de PP", ha puntualizado.

Asimismo, ha destacado iniciativas impulsadas por su Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, como la Ley de Renta Valenciana de Inclusión que contempla una renta básica para las familias y un complemento de pago de alquiler o de pago de la cuota hipotecaria y de los derecho energéticos.

"En lugar de fraccionar las ayudas y que las personas en situación de empobrecimiento tenga que ir a 50 ventanas y pedir 50 ayudas, lo que hemos hecho es un solo instrumento contra el empobrecimiento". No obstante, ha recordado que esta herramienta entró en vigor el pasado 23 de abril y "obviamente aún está desplegándose, está en sus inicios, pero debe ser potente para la lucha contra este tipo de situaciones de exclusión social", ha reivindicado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.