Tras la investigación, que se puso en marcha tras recibir una Guardia Civil una denuncia anónima, constató la existencia de infracciones graves y muy graves en materia de protección animal, tanto en las instalaciones como en los animales.

En total, en el marco de la denominada Operación Atenea en la que ha colaborado el Área de Protección Animal de la Comunidad de Madrid, se han intervenido 191 perros.  El centro canino, ubicado en la localidad madrileña de Paracuellos del Jarama dedicado a la cría y la venta, carecía de licencia de nucleo zoológico.

La vida de alguno de los animales corría serio peligro, como es el caso de una perra de raza yorkshire en avanzado estado de gestación de un feto momificado que tuvo que ser intervenida de urgencia.  Un total de 29 animales tenían enfermedades como dermatitis húmedas, problemas periodentales graves, parásitos internos y externos y otitis.

Las razas que más abundaban eran labradores y otras de pequeño tamaño: bichones malteses, chihuahuas, pomeranias y yorkshires.

Hay un investigado por maltrato animal, el responsable del criadero ilegal. Las actuaciones han sido remitidas al juzgado de instrucción correspondiente. 

Consulta aquí más noticias de Madrid.