Según ha indicado la institución universitaria en una nota, la escasez de agua afecta a más del 40 por ciento de la población mundial, cifra que se prevé aumentará debido a los efectos del cambio climático. Esta situación se torna más alarmante en países con problemas estructurales en cuestiones hídricas como es el caso de aquellos que conforman la región del Cercano Oriente y África del Norte: Egipto, Jordania, Líbano, Palestina, Irán, Túnez, Argelia y Marruecos.

Para hacer frente a esta situación, y bajo el paraguas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, nace el proyecto 'Implementing the 2030 Agenda for wáter efficiency/productivity and water sustainabilitiy in NENA countries' coordinado por la FAO-El Cairo en colaboración con los ocho países de la región y con la presencia del grupo de investigación de la Universidad de Córdoba y el Instituto de Agricultura Sostenible del CSIC coordinado por el profesor Elías Fereres como expertos en productividad del agua.

Así, entre el 2 y el 12 de julio, más de 40 integrantes del proyecto han intercambiado experiencias y estrategias propias de cada uno de sus países en un Taller de Experto en Productividad del Agua. En estas jornadas, a las que ha asistido la ingeniera de la FAO Domitille Vallee como coordinadora del proyecto, personal investigador y funcionariado de los diferentes ministerios ha recibido formación práctica que les habilitará para obtener una línea base que indique cuál es la productividad actual del agua en cada uno de ellos.

A partir de ahí, comenzarán los estudios regionales concretos para implementar las técnicas de mejora de la productividad de agua. Este trabajo se hará habilitando métodos de teledetección que permitan conocer los datos exactos de consumo y necesidades hídricas.

La problemática de la escasez de agua en estos países se agudiza por la falta de sistemas de contabilidad del agua que hacen que, al no saber de cuánta agua se dispone, su gestión sea menos productiva. De ahí que el principal objetivo de este proyecto radique en aumentar la productividad del agua, pero poniendo como límite la sostenibilidad que prevenga el agotamiento de los recursos.

GESTIÓN ADECUADA DE RECURSOS HÍDRICOS

La gestión adecuada de los recursos hídricos permitirá a la región funcionar de manera más autónoma, ya que en la actualidad se ve obligada a importar muchos alimentos, generando así una situación de inseguridad alimentaria para la población que la habita.

A pesar de ser un proyecto de investigación de aspecto principalmente biofísico, el aspecto sociológico también se contempla, tanto en la importancia social de la alimentación como derecho como en la gestión de métodos de participación. En este ámbito, se crearán 'escuelas de agricultores' en las que una serie de personas dedicadas a la agricultura trabajan en conjunto haciendo el seguimiento de las prácticas de manejo utilizadas para un cultivo en concreto y evalúan su evolución y el manejo del agua asociado a ese cultivo.

En los tres años de vida de este proyecto, se pretende reducir la escasez de agua de la región del Cercano Oriente y África del Norte para asegurar la sostenibilidad del sector agrícola y la seguridad alimentaria de la población.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.