Accidente de tráfico
Accidente de tráfico BOMBEROS DE CÁDIZ

La siniestralidad vial subió el pasado año por cuarto año consecutivo, con 1.830 fallecidos en las carreteras y en las ciudades contabilizados a treinta días, 20 más que en 2016.

Casi la mitad (el 46%) de las personas que perdieron la vida fueron motoristas (408), ciclistas (78) y peatones (351). Colectivos vulnerables que preocupan especialmente al nuevo director general de Tráfico, Pere Navarro.

Navarro ha ofrecido su primera rueda de prensa tras haber tomado posesión de un cargo que ya ejerció con los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero, de 2004 a 2012. En su comparecencia para presentar el balance del año pasado ha anunciado que una de sus primeras medidas será  la actualización del carné por puntos.

Aumento en diez comunidades

El número de fallecidos en accidentes de circulación aumentó en diez comunidades, se mantuvo igual en Extremadura y bajó en las otras seis.

Donde más víctimas mortales se registraron fue en Andalucía, con 305 fallecidos, dos más que el año anterior. Le siguieron Cataluña, con 283, uno más, y Comunidad Valenciana, con 176, cuatro menos que en 2016.

A parte de Ceuta y Melilla, donde menos víctimas mortales se produjeron fue en Cantabria, con 22 muertos, uno más que en 2016; La Rioja, con 26, uno más, y Navarra, con 29, tres más.

Por provincias, Barcelona fue la que tuvo mayor siniestralidad vial, con 145 fallecidos (14 más que en 2016), por delante de Madrid, con 125 (cuatro más) y Valencia, con 73 (cuatro más).

En el lado opuesto, en Ceuta y Melilla se registraron dos muertos en cada una de ellas y en Ávila, Álava y Soria, 11.