Según ha recordado la OCU, los clientes de la agencia, que podrían llegar superar los doscientos afectados, se encontraron con imposibilidad de realizar sus viajes porque sus reservas habían sido canceladas y la agencia no respondía a sus reclamaciones exigiendo la devolución del dinero, por lo que la responsable fue detenida el pasado 5 de julio.

Ante esta situación, la Organización de Consumidores y Usuarios ha lamentado la situación en la que se encuentran los afectados y les ha recomenzado que "recaben toda la documentación que tenga en su poder, (publicidad, contratos, recibos, justificantes de pagos) a fin de poder demostrar la reclamación".

Posteriormente, ha insistido en la importancia de denunciar lo ocurrido ante la Guardia Civil y aportar en este trámite copia de la documentación recogida sobre el viaje y los productos ofertados.

También, ha recordado, para aquellos que hayan financiado el viaje a través de la agencia y no lo hayan terminado de pagar, que "pueden reclamar la cancelación del préstamo a la entidad financiera".

Asimismo, la OCU ha puesto de relieve que el artículo 17.2 del Decreto 25/2001, de 25 de enero, por el que se aprobó el Reglamento de las Agencias de Viajes que ejerzan su actividad en Castilla y León, establece la cobertura y afección de una fianza, por lo que en principio los perjudicados debieran tener "garantizada" la devolución del importe satisfecho.

"Ahora bien, para ello la normativa requiere que el consumidor tenga una resolución firme en vía judicial o laudo arbitral firme, por ello es recomendable hacer la denuncia ante la Guardia Civil", ha puntualizado

Con el fin de evitar este tipo de casos, para la Organización son "necesarias" más inspecciones por parte de las administraciones competentes para "detectar de forma anticipada y prevenir este tipo de problemas en los que los consumidores sufren en la mayoría de las ocasiones un daño irreparable".

RECOMENDACIONES

Igualmente, referente a aquellos consumidores que se dirijan a una agencia, OCU ha recomendado elegir una agencia de viajes con "buenas referencias" y adherida al sistema arbitral de consumo.

También, ha abogado por conservar todos los documentos, como folletos y anuncios, documentos de reserva, contrato y facturas;

elegir un sitio web de confianza si la contratación se efectúa por internet.

Además, ha aconsejado "leer detenidamente" las condiciones generales y comprobar que figura una dirección física en España, y llevar anotado el número de la agencia por si hubiera algún imprevisto durante el desarrollo del viaje.

Finamente, ha recordar que, si se retrasa el vuelo, "el usuario tiene derecho a asistencia"; y si el retraso es de más de tres horas, también dispone de "derecho a una indemnización, igual a la establecida en caso de cancelación".

Consulta aquí más noticias de Salamanca.