Montero
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ante la comisión correspondiente del Congreso. Juan Carlos Hidalgo / EFE

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha avanzado este miércoles que la reforma del impuesto de sociedades, por la que se establecerá un tipo mínimo del 15 % a partir del cual no se podrán aplicar deducciones, no afectará ni a las pequeñas ni a las medianas empresas.

Durante su primera comparecencia en el Congreso, la ministra ha avanzado que la reforma está dirigida a "las grandes corporaciones", con el objetivo de que el tipo teórico del impuesto de sociedades se acerque al tipo real que efectivamente se paga.

Montero ha asegurado que "lo antes posible" planea presentar al Congreso un paquete de medidas fiscales, que estará en línea con lo que la UE está impulsando respecto a nuevos sectores de la economía y en el ámbito medioambiental.

"Son medidas orientadas a grandes empresas y a ajustar su contribución a la sociedad y al bien común. No vamos a tocar los impuestos de las clases trabajadoras ni de las clases medias, que ya han vivido diferentes medidas impositivas", ha avanzado.

Plataformas digitales

La ministra ha anunciado que los cambios fiscales relativos a los servicios digitales se centrarán en los ingresos procedentes de la venta de espacio de publicidad on line o los vinculados a las plataformas digitales que sirven de intermediación con usuarios en la venta de bienes y servicios.

En cuanto a la fiscalidad verde ha insistido en que no serán impuestos con afán de aumentar la recaudación sino que prevendrán situaciones con impacto negativo en la ecología.

Al respecto, ha vuelto a recalcar que todas estas propuestas no afectarán ni a autónomos ni a profesionales.

En este paquete fiscal, sin embargo, no ha incluido el nuevo impuesto a la banca que baraja el Gobierno. Montero ha dicho que el Ejecutivo sigue "explorando" opciones para el impuesto bancario en línea con lo que se avanza en Europa, "para que este sector haga una contribución efectiva en términos tributarios".

Todos estos nuevos impuestos se enmarcarán en un horizonte -ha dicho- donde prime la transparencia y la rendición de cuentas y para ello Hacienda llevará a cabo un Plan de Comunicación entre la Administración y la ciudadanía.

Impacto en las mujeres

La ministra también ha anunciado que se revisará el impacto que tienen los principales impuestos sobre las mujeres, ya que la fiscalidad "debe incorporar una perspectiva de género".

Durante su primera comparecencia en la Comisión de Hacienda del Congreso para explicar las prioridades de su departamento, Montero ha señalado que también los Presupuestos de 2019 estarán diseñados para propiciar la igualdad entre hombres y mujeres, por lo que se asignarán más recursos públicos a las áreas donde se detecten situaciones en las que se necesita una mayor cohesión social.

Montero ha dicho que en el paquete de medidas fiscales que aprobará el Gobierno "lo antes posible" se revisará el impacto que tienen entre las mujeres las principales figuras impositivas, para ver imposiciones y desgravaciones.

Asimismo se introducirán incentivos para las empresas que contraten a mujeres y que fomenten la presencia de la mujer en los consejos de administración.

Higiene femenina

En el mismo sentido, Montero ha añadido que el Gobierno tiene intención de bajar el IVA de los productos de higiene femenina, actualmente en el tipo general del 21 %, en el marco de las medidas que propugna la Unión Europea.

La ministra ha insistido en que habrá una estrategia de colaboración entre todos los ministerios para que las empresas "dejen de penalizar por el hecho de ser mujer".