La convocatoria de Lucha contra la Pobreza Infantil y la Exclusión Social es la segunda en resolverse del Programa de Ayuda a Proyectos de Iniciativas Sociales que impulsa anualmente la Obra Social 'la Caixa' y que para este año prevé una inversión global de 19,7 millones en proyectos que atienden a diferentes áreas, siempre con el propósito de ofrecer oportunidades a los colectivos en situación de vulnerabilidad social.

El objetivo de esta segunda convocatoria es impulsar proyectos dirigidos especialmente al ámbito de la infancia y la juventud que fomenten procesos de empoderamiento personal a partir de la implicación del propio beneficiario, potenciando la familia como centro de atención, favoreciendo el desarrollo integral y el proceso de inclusión de aquellas personas en situación de vulnerabilidad.

En concreto, destina 20.490 euros para la Fundación Cepaim en Murcia para el proyecto Sælfie, Servicio de Alfabetización y Enseñanza de la Lengua para la Formación e Inclusión de familias de origen Extranjero.

Este proyecto promueve la realización de acciones de alfabetización y enseñanza del castellano, complementarias a las intervenciones familiares que se desarrollan con familias con menores que se encuentran en riesgo de exclusión y vulnerabilidad social.

También destina 24.000 euros a la Fundación Jesús Abandonado, con el objetivo de facilitar el acceso de personas sin hogar o en situación de exclusión social a un espacio de alojamiento temporal que permita dar respuesta a necesidades urgentes (alojamiento, alimentación e higiene) e iniciar procesos de recuperación personal.

Para ello se ofrece información, orientación y asesoramiento a los usuarios y usuarias acerca de los itinerarios y recursos ofrecidos por la Fundación y por la red normalizada de recursos sociales.

La Fundación Solidaridad y Reinserción recibe 23.480 euros para el proyecto Hombre Murcia Acogida, destinado a prevenir, atender y resocializar a la persona que presenta problemas así como realizar un trabajo con la familia, la cual influye de manera positiva durante el tratamiento.

Además de 13.330 euros para la prevención en el ámbito comunitario a través de la educación no formal. El programa tiene como principal objetivo trabajar para ayudar a lograr el desarrollo integral de los menores en tres ámbitos claves de su vida: en el ámbito personal, facilitándoles el desarrollo de habilidades sociales; en el ámbito educativo, mediante la motivación al estudio y lectura; y en el sanitario, mediante el fomento y adquisición de hábitos saludables.

Finalmente, la Asociación de Formación y Desarrollo Comunitario recibe 22.900 euros para el proyecto lúdico-educativo de atención a la infancia en exclusión social.

Consulta aquí más noticias de Murcia.