Árbol caído
Vista del lugar en el que este sábado un niño de 4 años falleció tras caerle un árbol encima en el parque del Retiro. EFE

El juez ha archivado la investigación iniciada tras el fallecimiento el 24 de marzo pasado de un niño de cuatro años al caer encima de él un árbol en el madrileño parque del Retiro  en un día de fuertes vientos, al no apreciar delito.

En un auto, el magistrado decreta el sobreseimiento provisional de las actuaciones abiertas a raíz del fallecimiento del menor en el citado parque, a la altura de la esquina de las calles de Ibiza y de Menéndez Pelayo de Madrid.

El juez archiva la causa al entender que no se aprecia delito en la caída del árbol, que fue revisado en los días anteriores, ni en el hecho de que no se hubiera producido el desalojo en el momento en el que cayó.

Ello porque "no concurrían las circunstancias que el protocolo de actuación ante situaciones meteorológicas excepcionalmente adversas determina como precisas para el cierre del parque".

Añade que "en el examen no se apreciaron indicios de movimiento del cuello ni del sistema radicular, es decir, separación del terreno, que este estuviera abombado e incremento de la inclinación".

La resolución agrega que tal como se refleja en el citado informe y resulta de los datos proporcionados por la Agencia Estatal de Meteorología los vientos previstos para el día 24 de marzo no tenían la fuerza suficiente como para activar la alerta roja, determinante del cierre del parque.

Consulta aquí más noticias de Madrid.