Dentro del Plan contra el tráfico minorista de drogas en lugares de ocio y diversión, agentes de la Guardia Civil de Ciudad Real realizaron una inspección en un conocido bar de la localidad de Villarrubia de los Ojos, del cual se tenía conocimiento que podría actuar como punto de venta y consumo de drogas.

Según ha informado en nota de prensa la Delegación del Gobierno, durante la inspección se procedió a la identificación de una persona que en ese momento portaba 11 gramos de cocaína repartidos en dos dosis y 645 euros en metálico.

Con esta actuación la Guardia Civil ha evitado que la droga intervenida pudiera destinarse al tráfico de drogas (menudeo), tanto en la localidad de Villarrubia como en municipios limítrofes.

Las diligencias instruidas, junto con la persona detenida y efectos intervenidos han sido remitidas al Juzgado de Instrucción número 1 de Daimiel.