Trump
Trump, con el presidente de la OTAN en Bruselas. EFE

Donald Trump se ha reservado varios ataques dialécticos contra Alemania. El presidente de Estados Unidos aseguró este miércoles que el país germano está "totalmente controlado" por Rusia debido a la energía que recibe desde ese país y, en particular, por el proyecto de gasoducto Nord Stream II, que conectará directamente ambos estados. 

"Alemania está totalmente controlada por Rusia", declaró el mandatario al inicio de una reunión bilateral con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, previa a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza que se celebra miércoles y jueves en Bruselas.

Por su parte, el propio Stoltenberg aseguró que la OTAN "no puede decidir" sobre los acuerdos que tenga Alemania con Rusia y por tanto tampoco lo hará sobre el Nord Stream II.

"En Alemania hay diferentes opiniones sobre el gasoducto Nord Stream, eso es conocido, pero no depende de la OTAN decidir, es una decisión nacional", dijo.

El secretario general mostró una actitud positiva antes de la cumbre. "A pesar de estos desacuerdos espero que estemos de acuerdo en lo fundamental: que somos más fuertes juntos que separados, que la OTAN tiene que ser fuerte para proteger a todos los aliados y que cumpliremos a la hora de reforzar nuestra defensa colectiva", esgrimió Stoltenberg a su llegada a la reunión en la sede de la Alianza. 

Añadió que espera una discusión "abierta y franca" y admitió que los aliados llegan a la cumbre con diferencias en temas relacionados con la Alianza pero también externos a ella, como el comercio o el clima.