Enric Vendrell (UDC), exdirector de Asuntos Religiosos de la Generalitat.
Enric Vendrell (UDC), exdirector de Asuntos Religiosos de la Generalitat. EUROPA PRESS

El exdirector de Asuntos Religiosos de la Generalitat Enric Vendrell, que ocupaba el cargo durante los atentados yihadistas del 17 de agosto en Cataluña, ha propuesto este martes que se incluya una asignatura de religión islámica en las escuelas, para que su enseñanza sea "más adecuada" que en algunas mezquitas. Esta propuesta la planteó "muchas veces" a los consellers de Enseñanza durante sus cinco años en el cargo.

Vendrell ha lanzado esta propuesta durante la primera sesión de comparecencias en la comisión de investigación del Parlament sobre los atentados del 17 de agosto en La Rambla de Barcelona y del 18 de agosto en Cambrils (Tarragona), en la que también han intervenido el secretario de Igualdad y Migraciones, Oriol Amorós, el secretario general de Trabajo y Asuntos Sociales, Josep Ginesta, y el director general de Servicios Penitenciarios, Amand Calderó.

"Estamos encarrilando a los niños, para que su única salida para conocer la religión islámica sea la que se ofrece en las mezquitas de forma inadecuada y por parte de personas inadecuadas", ha advertido Vendrell. Apuntando que, al incorporar esta asignatura, se ayudaría a la integración social de las familias musulmanas en Cataluña, ya que muchos padres marcan la casilla para que sus hijos estudien religión musulmana y, al no ofrecerla, "se les dan argumentos para que no se acaben de sentir de aquí".

Por su parte, el director general de Servicios Penitenciarios, Amand Calderó, ha reiterado que no se ha detectado ningún caso de radicalización en las cárceles catalanas y ha resaltado la labor de prevención que se lleva a cabo en los centros penitenciarios, donde el Área de Información y Seguridad gestiona y analiza toda la información que obtienen en el ámbito yihadista y delincuencial.

En este sentido, ha subrayado que esta Área de Información cuenta desde 2015 con una unidad específica dedicada a la investigación en el ámbito del terrorismo extremista y que mantienen activos planes de prevención de la radicalización islámica en las prisiones, en los que se controla a los internos condenados por terrorismo (casi no hay en Cataluña), los presos bajo sospecha policial y los que adoptan conductas de riesgo.

El secretario de Igualdad y Migraciones, Oriol Amorós, ha indicado por su parte que alguien que es capaz de cometer un atentado así es porque no se siente miembro de la sociedad a la que pertenece, pese a que la mayoría de los terroristas eran jóvenes de Ripoll (Girona) que se habían escolarizado, trabajaban en esta localidad y hablaban catalán y castellano.  Ha destacado los éxitos del proceso de integración de la inmigración en Cataluña, aunque ha admitido que "no todo se ha hecho bien", ya que hay puntos a mejorar, tras un "bastante desastroso" proceso de gestión de los flujos migratorios en el que se crearon "amplios periodos de irregularidad" al ralentizar su regularización.