MasterChef 6
El jurado en una de las tomas falsas de 'MasterChef 6'. RTVE

Este lunes, el talent de cocina de La 1 MasterChef volvió a celebrar una gran final que recordó en todo a otras citas similares previas: generó expectación, convenció a la audiencia (fue visto por 2.968.000 espectadores y marcó 27,7% de cuota de pantalla) y, una vez más, provocó cientos de quejas en las redes sociales por su tardío horario y su excesiva duración.

El programa, que comenzó a las 22.25 se alargó hasta las 01.50, casi 3 horas y media que a la mayoría de los espectadores les parecieron excesivas, puesto que al día siguiente, este martes, casi toda la gente tiene que trabajar o estudiar.

De este modo, los que aguantaron para descubrir quién era la ganadora de esta edición de MasterChef hoy lucen grandes ojeras y sufren un sueño excesivo. Los que se fueron a la cama, navegan por la red temerosos de descubrir quién se hizo con el triunfo antes de llegar a casa y poder ver terminar el programa y descubrir el final por sí mismos.

Todo el mundo se quejaba, desde críticos profesionales, que renunciaban a escribir sobre MasterChef a modo de protesta, a personas que no entienden semejante duración sin que haya publicidad, la cantidad de contenidos de relleno o por qué la edición española de este espacio no se asemeja más a las que emiten en otros países, donde solo dura una hora.