La Lotería de Navidad inicia este martes sus ventas y apuesta por convertirse en el souvenir favorito de los veraneantes que acudan a los más de 12.000 puntos de venta repartidos por toda España y compren su décimo como recuerdo de sus vacaciones.

La presidenta de Loterías y Apuestas del Estado, Inmaculada García, ha anunciado este martes el comienzo de la venta de décimos para el tradicional sorteo de Navidad que se celebra el 22 de diciembre en una rueda de prensa en la que se ha presentado la habitual campaña estival, que este año apela a los millones de turistas, nacionales y extranjeros, que cada año veranean en nuestro país.

La campaña, bajo el lema "¿Qué recuerdo quieres llevarte este verano?", refleja la costumbre universal de comprar y regalar un detalle típico del lugar de vacaciones y, en clave de humor, propone que, de entre todos los posibles, el veraneante escoja uno de los 170 millones de décimos que salen a la venta este martes.

Durante un anuncio para televisión que se emitirá durante todo el verano, decenas de personas celebran ante las cámaras de un informativo ficticio haber ganado el Gordo de este año, "el abanico con puntilla y estampado folclórico", que exhiben los premiados con orgullo ante las cámaras en lugar del décimo habitual.

Así, en su formato televisivo, pero también en el radiofónico y de cartelería, la campaña recupera los souvenirs más habituales de nuestro país, como "el cangrejo con imán" o "la figurita de delfines" y recuerda al espectador que, de entre todos ellos, sólo hay uno que puede hacer a su poseedor ganar el Gordo. Y es que el Gordo puede ser uno de los décimos que salen a la venta este martes en toda España: 170 series de 100.000 números cada una, una emisión que asciende a 3.400 millones de euros, de los que el 70%, 2.380 millones, se reparten en premios, igual que el año pasado.

El premio Gordo, también como el año pasado, repartirá 640 millones de euros en décimos —y no en forma de abanicos, como recuerda la campaña— lo que supone 4 millones por serie y 400.000 euros por décimo. El segundo premio, presentado como "el ancla con termómetro" en el anuncio de televisión, será de 1,25 millones por serie y el tercero, de 500.000 euros.

La campaña publicitaria, que según ha informado García ha costado en torno al millón y medio de euros, este año da un paso más allá y se adentra en las playas españolas para lucirse en los puestos de vigilancia de 600 de estas, una forma de "apoyar también a este colectivo" de seguridad, según la presidenta.

García también ha celebrado durante la presentación el 16,8% de crecimiento acumulado de ventas del Sorteo Extraordinario de Navidad que desde 2014 ha continuado hasta consolidarse el año pasado con un 3,3% de aumento y una facturación de 2.760 millones de euros. Con un precio por décimo que se mantiene en 20 euros, Inmaculada García espera este año unas cifras de ventas "también muy buenas" y ha destacado la importancia de este sorteo navideño, que supone el 30,9% de la facturación anual de la casa.

En estas cifras juega un papel fundamental los meses de verano, que suponen, paradójicamente, alrededor del 12% las ventas del sorteo navideño, aunque el período determinante siga siendo el precipitado mes de diciembre. Sin dejar de apelar a lo más tradicional de las vacaciones, Loterías ha querido acompañar este valor también con innovación, y ha lanzado la aplicación "LoteríasPRO" para dispositivos móviles, un producto que García Martínez ha situado "a la vanguardia de la innovación".

A través de esta, el consumidor podrá reservar su boleto en versión digital mediante un código QR y validarlo posteriormente en el punto de venta, un servicio que pretende poco a poco sustituir el boleto físico por el digital en pro del medioambiente, según ha destacado la presidenta.