Libro venenoso
Uno de los libros recubiertos con arsénico encontrados en una universidad danesa. Universidad del Sur de Dinamarca

Un grupo de científicos ha descubierto en una biblioteca danesa tres libros raros que datan de los siglos XVI y XVII y están cubiertos de un veneno mortal. El análisis de rayos X de estos libros de la Universidad del Sur de Dinamarca reveló una gran concentración de arsénico en las cubiertas.

Los volúmenes se estaban estudiando porque previamente se había descubierto que fragmentos de manuscritos medievales habían sido utilizados por encuadernadores para hacer sus cubiertas.

Al tratar de identificar los textos latinos utilizados, los investigadores descubrieron que eran difíciles de leer debido a una capa gruesa de pintura verde que ocultaba las letras. El estudio de esta capa de pigmento verde reveló que era arsénico, una de las sustancias más tóxicas del mundo.

El arsénico es un potente veneno que no pierde sus fuertes efectos por mucho que pasen los años. Puede provocar úlceras en la piel, naúseas, problemas estomacales y, si se toca o consume en una cantidad elevada, puede provocar cáncer e incluso la muerte.

Es probable que esa capa se aplicase a los libros para protegerlos contra insectos y alimañas.

El descubrimiento recuerda mucho a la novela y la película El nombre de la rosa, donde se utilizaba este método para cometer crímenes. Cuando el lector se lamía el dedo para pasar la página, se envenenaba y moría.