Vista de la embarcación encallada
Vista de la embarcación encallada GUARDIA CIVIL

Según ha informado este lunes un portavoz de la Comandancia de Melilla, los hechos han ocurrido en la tarde del pasado sábado, poco antes de las 17,00 horas, cuando la Patrulla de Seguridad Ciudadana que prestaba servicio de vigilancia de frontera y costas observó una embarcación ocupada por seis personas que se dirigía a toda velocidad en dirección a la Playa de Horcas Coloradas, comunicando la incidencia al Centro Operativo de Servicios (COS).

Ante la sospecha de que pudiera tratarse de una embarcación dedicada al tráfico de seres humanos se activó el protocolo de actuación comisionando diversas patrullas de seguridad ciudadana y al Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS), que se dirigieron al lugar de los hechos

Al llegar las patrullas observaron cómo la embarcación había llegado a la costa y se hallaba encallada en las rocas de la Playa de Horcas Coloradas, y a seis

personas que emprendían huída dirección hacia los acantilados de Aguadú, lográndose la interceptación a la carrera de cinco de ellos, no así del sexto, que se lanzó al agua, aunque finalmente pudo ser detenido desde el mar por el GEAS, escondido entre las rocas en una zona de difícil acceso.

Las cuatro personas localizadas, de origen subsahariano, que iban a bordo de la embarcación se encuentran en perfecto estado, asegurando uno de ellos ser menor de edad, por lo que ha sido puesto a disposición del fiscal de Menores, y a los adultos se les ha aplicado la vigente Ley de Extranjería y han sido trasladados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

Las cuatro personas han reconocido sin ningún género de dudas a los otros dos ocupantes como los patrones de la embarcación que los trajo hasta la ciudad. La embarcación, debido a los grandes daños producidos al encallar entre las rocas y tratar de arrastrarla, finalmente zozobró y se hundió, siendo señalizada y balizada la zona por el GEAS hasta su posible reflote.

Las dos personas que patroneaban la embarcación son de nacionalidad marroquí, varones jóvenes, de 22 y 32 años de edad, sin ninguna vinculación con la ciudad, los cuales han pasado en calidad de detenidos a disposición judicial como presuntos autores de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Consulta aquí más noticias de Melilla.